Industria

Thyssenkrupp cae un 13,6% en Bolsa tras anunciar que suspende el dividendo

El grupo alemán ha quintuplicado pérdidas

Sede de la compañía en la ciudad alemana de Essen.rn
Sede de la compañía en la ciudad alemana de Essen. Reuters

Las acciones de Thyssenkrupp se desploman este jueves en la Bolsa alemana. Concretamente han caídoun 13,6% tras anunciar sus planes de suspender el dividendo, por primera vez en seis años, después de advertir que las pérdidas serán más profundas a medida que se reestructurara la compañía, subrayando el reto al que se enfrentan los ejecutivos que intentan trazar un plan para salir de la crisis.

El grupo alemán, que tiene una capitalización bursátil de 8.200 millones de euros, ha explicado que pedirá a los accionistas durante la junta general de accionistas que la firma celebrará el próximo enero que aprueben una suspensión de su dividendo  y advirtió que la situación financiera podría empeorar, informa Bloomberg.

La pérdida neta de Thyssenkrupp aumentó a 304 millones de euros en el período 2018-19, frente a los 62 millones de euros del año anterior.

Desde el pasado 1 de octubre, Martina Merz tiene el reto de cambiar el rumbo de la compañía que atraviesa por dificultades. Merz sucede en el cargo al frente del gigante alemán a Guido Kerkhoff, que fue despedido en septiembre después de sólo 14 meses al mando.

Esta decisión del grupo germano llega después de unas pérdidas que se han profundizado y con una deuda en aumento durante el año hasta septiembre a medida que el empeoramiento del entorno económico, agravado por el mal comportamiento de sus divisiones de la industria del acero.

"La marcha de muchos de nuestros negocios no es satisfactoria", dijo el jueves la directora ejecutiva Martina Merz en una declaración, añadiendo que la compañía seguiría adelante con la venta o listado de su unidad de ascensores y llevará a cabo medidas de reestructuración en otras divisiones.

De este modo, Thyssenkrupp no espera cumplir los objetivos a medio plazo fijados en agosto de 2018 para su ejercicio 2020/2021, añadiendo que los diferentes negocios de la empresa alcanzarán sus respectivas metas en distintos plazos en función de sus ciclos específicos.

En este contexto, la nueva junta de Thyssenkrupp se ha fijado cuatro prioridades claras, centrándose en mejorar los resultados, la colocación parcial en Bolsa del negocio de ascensores, la viabilidad del negocio del acero y el desarrollo posterior de la organización.

De cara al ejercicio en curso, la compañía alemana anticipa una evolución más débil en el negocio de materiales, lo que, sumado a la esperada multa por parte de las autoridades de competencia y unos costes de reestructuración significativamente más elevados, darán como resultado unas pérdidas netas "significativamente mayores".

La consejera delegada de Thyssenkrupp ha indicado que el proceso de reestructuración ya ha dado comienzo en el área de ingeniería de sistemas, donde se llevará a cabo el recorte de 640 puestos de trabajo. Asimismo, como parte del desarrollo de la organización, con jerarquías menos marcadas, se disolverán las gestoras de las divisiones de soluciones industriales y tecnologías de componentes, mientras que la plantilla de la sede de Thyssenkrupp se reducirá a unos 430 empleados desde los actuales 800 durante los próximos doce meses.

"Actualmente, no dejamos piedra sin remover en la empresa", aseguró Merz, para quien existe margen de mejoría en el desempeño diario de muchos negocios de Thyssenkrupp. "Hay empresas del grupo que están entre las mejores de su sector, pero esto no debería esconder la urgente necesidad de tomar medidas en otros", añadió.

Por otro lado, la nueva dirección de Thysennkrupp se ha fijado como prioridad seguir adelante con la colocación parcial en Bolsa de su negocio de ascensores o su venta el próximo ejercicio. "Trabajamos en todas las opciones", indicó la empresa.

En este sentido, la compañía espera completar a finales de año los preparativos internos de cara a una potencial OPV y ha desvelado que ha recibido ofertas indicativas por parte de inversores estratégicos y financieros, señalando que, sobre la base de la due diligence, espera ofertas vinculantes sobre las que negociar el próximo año.

Normas
Entra en El País para participar