Celaá: “los objetivos del Gobierno de coalición son justicia fiscal, equilibrio presupuestario y diálogo en Cataluña”

El Gobierno advierte que la negociación con los partidos secesionistas será "dentro de los márgenes de la Constitución y el Estatut". PNV y Nueva Canarias anticipan su apoyo

La ministra de Educación y portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celaá.
La ministra de Educación y portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celaá.

El preacuerdo para formar Gobierno de coalición sellado el martes por PSOE y Unidas Podemos es "la llave que abre la puerta a la gobernabilidad, la que España necesita", ha defendido este viernes la portavoz del Gobierno en funciones, y ministra de Educación, Isabel Celaá. 

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Celaá ha aseverado que el nuevo Ejecutivo apostará por el crecimiento; la regeneración democrática; la transición ecológica; o la defensa de la diversidad, la educación, la cultura y el feminismo.

Más allá, la portavoz ha dicho que los objetivos del Gobierno de coalición, que aspira a conformarse "antes de Navidades", tiene "dos objetivos: justicia fiscal y equilibrio presupuestario, para sostener las bases sólidas y duraderas de nuestro Estado de Bienestar, y, en segundo lugar, garantizar la convivencia en Cataluña" con la decisión de "seguir fomentando el diálogo con Cataluña".

“Esta es la propuesta que aspira a recibir el apoyo mayoritario del Congreso”, expuso, apostando por impulsar una negociación “dentro del margen de la Constitución y el Estatut” con los partidos secesionistas, a los que instó primero a “poner fin a su monólogo” y a dialogar con el resto de fuerzas regionales no soberanistas. 

Alguna negativa y nuevos apoyos

El mensaje de Celaa se enmarca en la minoría parlamentaria desde la que PSOE y Podemos tratarán de formar Gobierno con solo 155 escaños. Dando por hecho el apoyo de Más País y de varios partidos regionalistas, la coalición aún requeriría de la abstención de algunos diputados independentistas. ERC, donde están puestas muchas esperanzas, ya avanzó el jueves que votará en contra, aunque seguirá negociando.

Los socialistas, en todo caso, mantienen abiertas negociaciones con todas las fuerzas políticas excepto Vox y Bildu. De momento, la coalición ya parece contar con el apoyo de buena parte de las fuerzas regionalistas.

Es el caso de los seis diputados del PNV. “No hay tiempo que perder para garantizar la gobernabilidad y ofrecer respuesta a los retos económicos, sociales territoriales y políticos que afrontamos. Nuestra disposición en ese sentido es absoluta”, ha manifestado este viernes el lehendakari Íñigo Urkullu.

“Nueva Canarias. No tiene problema en votar favorablemente a un Gobierno progresista. Coalición Canaria creo que tampoco tiene obstáculos”, ha manifestado por su parte el diputado Pedro Quevedo.

El apoyo del Partida Regionalista Cántabro, que parece asegurado, se afrontará este sábado en una reunión de su líder, Revilla, con la vicesecretaria del PSOE, Adriana Lastra.

Normas
Entra en El País para participar