La banca no olvida al cliente senior: Santander lanza una oferta para los mayores de 65

El conjunto de productos cuesta 9 euros al mes e incluye un seguro de accidentes así como asistencia en caso de emergencia o apoyo en las gestiones diarias

Santander senior

Banco Santander ha anunciado hoy la puesta en marcha de su oferta Senior, que incluirá diversos productos y servicios para aquellos clientes que superen los 65 años. 

Santander Senior incluye, por nueve euros al mes, servicios de carácter financiero, como transferencias ilimitadas desde las oficinas de la entidad, un seguro Garantía para accidentes en caso de quemaduras, fracturas o traumatismos, entre otros, al que se podrá acceder entre los 60 y los 80 año. Asimismo, ofrece un Seguro Dependencia, por el que los clientes podrán beneficiarse de una renta vitalicia de hasta 1.500 euros al mes ante una situación de dependencia severa o gran dependencia, con la posibilidad de cobrar las tres primeras mensualidades de una sola vez. Este seguro podrá contratarse entre los 55 y los 75 años de edad, aunque tendrá una carencia de tres años en caso de Alzheimer y demencias, y de un año, si hay otras enfermedades. 

Con respecto a los servicios no financieros, la oferta incluye un equipo de tele-asistencia o botón de socorro para las situaciones de emergencia así como tres servicios de apoyo o asistencia: un "manitas" tecnológico, un asistente 24 horas para cuidados personales y un servicio de optimización de recibos.

Además, quieren formen parte del programa Senior se beneficiarán de un 3% de descuento en viajes El Corte Inglés y ofertas de renting a través de Bansacar. 

No obstante, Santander no es la primera entidad en lanzar una oferta concreta para este segmento de la población. CaixaBank y Bankinter también disponen de cuentas para los mayores de 65 años. La Cuenta Pensión Family Senior de la primera carece de comisiones, ofrece dos tarjetas de crédito gratuitas así como ingresos de cheques ilimitados y 24 transferencias estándar o ingresos de cheques por autoservicio sin coste al año. Para beneficiarse de ello, el cliente debe domiciliar su pensión, que ha de alcanzar al menos los 600 euros mensuales; realizar tres compras al trimestre con la tarjeta o docimiciliar tres recibos; y cumplir al menos uno de los siguientes requisitos: tener un seguro de vida, hogar o auto, disponer de un saldo mínimos de 10.000 euros productos de inversión o contar con un sistema de seguridad financiado por Compra Estrella.

Más atractiva es la Cuenta Pensión de Bankinter, ya que ofrece una rentabilidad del 5% el primer año y del 2% el segundo para saldos que  no superen los 5.000 euros. Para obtener esta remuneración, así como carecer de comisiones de mantenimiento u otro tipo de costes vinculados a la cuenta, el cliente debe domiciliar una pensión de al menos 1.000 euros al mes y tres recibos trimestrales. Además de la bonificación mencionada, la cuenta incluye una tarjeta de crédito gratis y el servicio Anticipa tu pensión, por el cual el cliente puede solicitar un adelanto por el importe neto de su pensión. 

El sector de mayores de 65 años no es el único al que se dirigen los bancos de forma diferenciadora. De hecho, la mayor parte de las entidades disponen de cuentas para menores de 30 años, sin comisiones, e incluso para adolescentes o niños. Un ejemplo de esta diversificación de productos en función de cliente es Santander. En los últimos meses ha lanzado Smart Bank, para los jóvenes; Generación 81, para las mujeres; y el Plan Smith, para aquellos extranjeros que residen en España. 

Normas