Albert Rivera dimite como presidente de Ciudadanos y deja la política

El líder de la formación naranja retoma el discurso de centro y recuerda que Cs se creó para superar la división "entre rojos y azules"

dimision rivera ciudadanos
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, al anunciar que dimite como presidente de Ciudadanos y que deja la política.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, dimitió este lunes tras la reunión de la ejecutiva de la formación naranja. Rivera, además, anunció en una comparecencia ante la prensa que renuncia a su acta de diputado y que deja la política.

"Anoche dije que iba a asumir todas las responsabilidades en primera persona. Dimito como presidente de Ciudadanos para que este proyecto elija en un congreso extraordinario su nuevo presidente". expresó Rivera.

A partir de ahora, un congreso extraordinario de Ciudadanos —aún sin fecha— decidirá el nuevo líder y el nuevo rumbo del partido, que no ha conocido otra presidencia que la de Albert Rivera. La ejecutiva ha quedado disuelta y será el consejo general, en un plazo máximo de 15 días, quien nombrará una gestora (con un máximo de 15 miembros) y convocará la V asamblea extraordinaria del partido.

Rivera, que lideró Ciudadanos (Cs) desde su fundación en 2006, recordó que cuando la formación fue fundada perseguía un objetivo, que era que “el centro político volviera a existir”.

Con un discurso moderado en el que intentó apelar a un regreso al centro, a diferencia del giro combativo que había mostrado en los últimos meses y que lo ubicó de manera clara en el bloque de las derechas, Rivera apeló por un "proyecto liberal, constitucionalista y de centro, que no distinga entre rojos y azules". 

Rivera le deseó "suerte y mucho acierto" a los líderes políticos que tendrán que tomar decisiones en un complejo contexto, según sostuvo.

Cs se desplomó en las elecciones de ayer. Perdió 47 de los 57 diputados que había conseguido en los pasados comicios de abril en los que quedó a 9 escaños del Partido Popular y a menos del 1% en porcentaje de votos. Pero ayer el PP obtuvo ocho veces más diputados que Cs (88 contra 10) y consiguió el 20,8% frente al 6,8% de Cs, que se dejó más de dos millones de votos. 

"En estos cinco años conseguimos que Cs tenga 7 eurodiputados y que gobierne para 20 millones de españolas en cuatro autonomías", recordó Rivera, que agregó que Cs tuvo el mejor resultado de su historia hace solo siete meses "con los mismos candidatos y el mismo programa".

El ahora exlíder de la formación naranja, por último, agradeció a sus compañeros de partido y les animó para que logren refundar Cs.

Reacciones dispares

La dimisión de Rivera ha despertado reacciones encontradas entre dirigentes de diversas formaciones políticas. "Sinceramente, lamento mucho la decisión de Albert Rivera. Ha sido un gran político y un patriota que ha defendido la libertad y la concordia donde más difícil era", escribió el líder del PP, Pablo Casado en su cuenta de Twitter. 

De igual manera se expresó Toni Roldán, exportavoz económico de la formación naranja, que abandonó el pasado junio el partido debido al giro discursivo de Rivera. "Rivera ha sido un líder excepcional, un luchador incansable que logró algo que nadie había conseguido antes: articular un gran centro político en España", escribió en su cuenta de Twitter Toni Roldán.

Palabras muy distintas tuvo el portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Jaume Asens, que ha valorado como una "decisión consecuente con el mal resultado de su partido". "Ciudadanos ha intentado mimetizarse con la extrema derecha, ha comprado su marco mental y finalmente ha sido víctima de su propio veneno", lanzó Asens.

Normas
Entra en El País para participar