La actividad mejora en la eurozona pero sigue en riesgo de estancamiento según el PMI

España sigue mejor que la media, pero los datos indican enfriamiento

encuesta PMI
Banderas de la UE en la sede la Comisión Europea en Bruselas (Bélgica).

La economía de la eurozona sigue en riesgo de entrar en zona de contracción, según la encuesta de gestores de compras PMI, publicada hoy. El indicador compuesto ha arrojado una lectura de 50,6 puntos, por encima de los 50,2 previstos y de los 50,1 del mes de septiembre. Con todo, sigue muy cerca de los 50 puntos que separan la contracción de la expansión de la actividad. Las cifras llegan poco después de que el BCE decidiera reactivar sus programas de compra de deuda, en un intento por estimular la economía de la unión monetaria.

"La zona euro sigue cerca del estancamiento en octubre, con una caída en los pedidos que sugiere que los riesgos están ahora mismo inclinados hacia una contracción en el cuarto trimestre", explicó Chris Williamson, economista jefe de Markit, empresa que se encarga de estas encuestas. El índice nuevos negocios mejoró hasta los 49,6 puntos, pero sigue por debajo de 50. Según Williamson, los datos son consistentes con un crecimiento del PIB del 0,1% trimestral. En el tercer trimestre creció el 0,2%.

Alemania es el país donde los datos son peores, y el único del territorio donde la actividad está en terreno de contracción, por segundo mes consecutivo (48,9 puntos). La debilidad germana contrasta con el buen momento económico de Francia, que registró un dato de 52,6 puntos. "Apoyado por un aumento más fuerte de la actividad del sector servicios, sumado a un retorno a la expansión de la producción manufacturera, el crecimiento del sector privado fue sólido y más fuerte que el mes anterior", explica Markit en nota de prensa.

"En cuanto a las perspectivas inmediatas, mucho depende de cuestiones geopolíticas como la evolución de los aranceles estadounidenses y el Brexit, aunque también estaremos atentos a la primera reunión de política monetaria de Christine Lagarde el 12 de diciembre para evaluar el apetito por un nuevo estímulo del BCE", añade Williamson.

En España, Markit ha publicado el índice PMI de servicios, que ha arrojado una lectura de 52,7 puntos en octubre. El dato está por encima del 50 , pero seis décimas por debajo de la cifra de septiembre. Es, de hecho, el peor dato desde septiembre de 2018. Los nuevos pedidos procedentes de clientes del extranjero disminuyeron a un ritmo récord de la serie en octubre en medio de las persistentes incertidumbres políticas y económicas, indica Markit.

"“El crecimiento de la economía española continuó debilitándose en octubre, y actualmente se está registrando la expansión más lenta en alrededor de seis años", comenta Paul Smith, economista de la misma firma. "Las incertidumbres políticas y económicas, tanto en España como en el extranjero, están conduciendo a un clima comercial cada vez más desafiante".

En términos de empleo, los datos siguen indicando creación de puestos de trabajo. No obstante, Markit apunta que el crecimiento de la contratación fue "marginal" en el mes.

Normas