Euforia en el Gobierno por los datos del mercado laboral

Los responsables de Empleo y Seguridad Social destacan la mejora de la calidad del empleo, el aumento de la recaudación y la caída de la morosidad

La secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas y el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado.
La secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas y el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado. Europa Press

La habitual rueda de prensa de los secretarios de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas, y de Seguridad Social, Octavio Granado, ha estado hoy plagada de datos positivos del comportamiento del mercado de trabajo en octubre. El responsable del sistema de pensiones ha destacado que el dato desestacionalizado de afiliación, que refleja la existencia de 56.149 cotizantes más "es el mejor mes del año" según las cifras corregidas, "lo que elimina cualquier origen estacional en la creación de empleo de este mes".

A esto ha añadido que 2019 va a ser el año en el que más personas van a estar afiliadas a la Seguridad Social, superando incluso 2007, que marcó el último récord de personas cotizando en media. Y también ha recordado que la afiliación "se está comportando incluso mejor que lo que previmos en el proyecto de Presupuestos Generales para 2019, cuando hubo quien dijo que eran unas previsiones extraordinariamente optimistas, pues esas previsiones se están cumpliendo en demasía", ha dicho Granado.

Por su parte, Valdeolivas ha arrancado su intervención recordando que octubre es un mes en el que siempre ha subido el desempleo, "sin excepción” “e incluso aumentaba cuando el PIB crecía un 4%", ha añadido. Y, a continuación, ha explicado que, pese a este aumento del paro en casi 98.000 personas en septiembre, se ha creado empleo.

En octubre, ha continuado la secretaria de Estado, “se ha producido una clara sustitución del efecto desánimo por un efecto confianza, ya que se han inscrito 10.000 personas más en las oficinas públicas de empleo”. En su opinión, el mercado de trabajo español muestra “una notable resistencia” y “en un entorno internacional fuertemente inestable ha sido posible seguir creando empleo (…) y tenemos mejores salarios, con mayor seguridad y estabilidad”, ha añadido Valdeolivas.

Pero la mayor euforia ha sido la de Granado hablando de la mejora en la recaudación de la Seguridad Social y de la bajada de los aplazamientos de pago y el descenso de la tasa de morosidad. Ha destacado que el ratio de afiliados por pensionista ha subido del 2,26 de hace un año al 2,30. “Esto significa que progresamos hacia un sistema más sostenible en el que la afiliación crece más que el número de pensionistas”, ha señalado. Si bien, una de las razones por las que esto ocurre es porque, tras los cambios normativos en el subsidio de los mayores de 52 años, estos beneficiarios siguen como cotizantes (aunque es el Estado el que cotiza por ellos) por no estar obligados a jubilarse anticipadamente.

En cuanto al número de aplazamientos de pago de cotizaciones por parte de las empresas, el responsable de la Seguridad Social ha informado de que han descendido de los 68.578 entre enero y septiembre de 2018 a 51.656 en el mismo periodo de 2019, “una bajada significativa del 25%”, ha indicado Granado. Es más, ha destacado que también ha descendido la cuantía aplazada en un 21% en este periodo. “La caída de este indicador, que es por excelencia el del pesimismo, refleja que hay menos empresas que tienen problemas en pagar las cotizaciones y esto debería congraciarnos a todos”, ha dicho.

 Asimismo, Granado ha resaltado que la tasa de morosidad (el porcentaje de empresas que no paga sus cuotas a la Seguridad Social) también ha caído del 1,4% a finales de 2018 al 1,1% en la actualidad. “Esta tasa de morosidad tan baja no es frecuente en ninguna administración del mundo. Nos gustaría bajarla del 1% este año, pero llegado a este nivel de excelencia en la recaudación, es difícil mejorar”, ha presumido el secretario de Estado.

 Finalmente, se ha mostrado orgulloso de haber podido mantener desde 2016 que la recaudación por cotizaciones crezca muy por encima de lo que lo hace la afiliación, porque esto refleja la mejora de los salarios e indica “que la gente se mantiene afiliada ganando poder adquisitivo”. El hecho de que los ingresos suban casi un 8% interanual y la afiliación solo un 2,3%, en un entorno de inflación muy baja (0,1%) “mejora claramente la sostenibilidad financiera del sistema de pensiones y desmiente en la práctica las numerosas y agoreras previsiones sobre el mantenimiento de su financiación”, ha concluido Octavio Granado.

Normas