Contrato fijo discontinuo: ¿posibilidad para pymes españolas?

Las empresas se pueden adaptar más fácilmente a las necesidades del mercado con este tipo de trabajadores

pymes contrato fijo

Uno de los contratos más utilizados por las empresas españolas es el contrato fijo discontinuo. Este tipo de contrato se utiliza sobre todo cuando los trabajadores de la empresa no desempeñan su actividad de manera continuada.

Se trata de un contrato de trabajo estable, ya que las tareas que desempeñan los trabajadores lo son, aunque éstas no se realizan de forma constante en el tiempo, sino en periodos determinados.

Personal formado

Entre las ventajas de utilizar contratos fijos discontinuos la empresa encuentra que puede adaptarse más fácilmente a las necesidades del mercado y puede controlar mejor el volumen de su personal, manteniéndolo estable y con experiencia. De ahí que muchas empresas se decanten por este tipo de contratos, ya que les permite contar con profesionales cualificados y en cada temporada sin volver a invertir en la preparación de nuevos trabajadores temporales.

Los contratos de este tipo admiten cualquier jornada ya sea esta completa o parcial. Esto dependerá de las horas que se necesiten para realizar la actividad para la que el trabajador ha sido contratado.

Formalización del contrato

Los contratos fijos discontinuos deben formalizarse por escrito y en un modelo oficial del Servicio Público de Empleo Estatal. En él se debe indicar cuál será la duración de la actividad que va a realizar el profesional. Es posible que esta pueda alargarse más en el tiempo o reducirse . Además, deberá tener en cuenta cuál es el Convenio Colectivo del trabajador y aplicar los criterios que sean necesarios para poder llamar de nuevo a los empleados.

Por otro lado, un trabajador fijo discontinuo tiene las mismas condiciones que uno indefinido. Esto quiere decir que cotizará de igual modo por desempleo, jubilación, incapacidad y contingencias de enfermedad común, siendo su base reguladora la misma que la de sus compañeros. Así mismo, tendrá derecho a los mismos días de vacaciones y pagas extra.

Asimismo, los trabajadores con un contrato fijo discontinuo tienen derecho a cobrar el paro como cualquier otro empleado que sea indefinido. Pero, a pesar de ello, las circunstancias especiales de este tipo de contratos hacen que exista una normativa especial para poder recibir una prestación por desempleo en estas circunstancias.

Normas