Fiat y PSA se disparan en Bolsa tras confirmar que negocian una fusión

Esta unión daría lugar a un gigante de 45.000 millones de euros

Carlos Tavares, presidente ejecutivo de PSA, en una imagen de archivo
Carlos Tavares, presidente ejecutivo de PSA, en una imagen de archivo Reuters

El rumor pasó a ser noticia. Tanto PSA como Fiat Chrysler (FCA) han confirmado esta mañana lo que desveló el diario estadounidense The Wall Street Journal a última hora del lunes: que estaban negociando la fusión de ambos grupos. “Tras las recientes informaciones en la prensa sobre el posible acercamiento del grupo PSA y el grupo FCA, el grupo PSA confirma que hay discusiones en marcha de cara a crear uno de los principales grupos automovilísticos mundiales”, aseguró el grupo galo en un escueto comunicado. Por su parte, FCA también se pronunció de forma oficial con otro comunicado, en el que señalaba “que hay discusiones en marcha para crear uno de los grupos de movilidad más importante del mundo”.

El mercado recibió con los brazos abiertos la apertura de las negociaciones. Las acciones de la compañía automovilística italo-estadounidense Fiat Chrysler (FCA) se han disparado un 9,53%, mientras que las del grupo francés PSA ganaron un 4,53% en la Bolsa de París.

Ahora falta por saber si Francia, que posee el 12% del capital de PSA, tendrá una actitud más receptiva para integrarse con FCA frente a la que mostró en la fallida fusión con Renault en mayo. En esa operación, el Ejecutivo galo se mostró reacio por el impacto que la operación podría tener en el tejido productivo de PSA, toda vez que la integración de ambos fabricantes, con presencia mayoritaria en Europa, implicaría cierre de fábricas y destrucción de empleo. Si en el reparto de fábricas el constructor galo saliera perdiendo es posible que el Estado francés volviera a mostrar su rechazo.

En el otro lado, la integración podría ser la solución para resolver algunas de las asignaturas pendientes de ambos fabricantes. Por un lado, FCA ya ha notificado las dificultades para que una parte significativa de sus vehículos supere los test de emisiones que exige la Comisión Europea. Un contratiempo que podría verse compensado parcialmente por la apuesta por la electrificación de PSA. El objetivo del fabricante, tal y como desveló el presidente del grupo, Carlos Tavares, en su última visita a la planta de Figueruelas es tener una versión 100% eléctrica en cada una de las tres plantas en España y que en 2025 todos los modelos de las cinco marcas del grupo (Peugeot, Citroen, DS Automobiles, Opel y Vauxhall) cuenten con una versión electrificada o híbrida enchufable. Unos objetivos fijados también para el conjunto de sus fábricas.

Al cierre de 2018, Europa aglutinaba el 77,2% de las ventas de PSA y EE UU tenía un peso testimonial. Si finalmente se produce la integración, el peso de Europa se diluirá por el elevado volumen de facturación de FCA en EE UU. En concreto vendió 2,5 millones de vehículos en EE UU, lo que supuso un 53% del total de las matriculaciones en el mundo, y otros 600.000 en Latinoamérica (un 12,5%).

Normas