Infraestructuras

Aena activa la alarma: la previsión de alza en el tráfico aéreo cae al 1,1% en 2020

La estimación para 2019 fue corregida tras la Semana Santa y subió a un 3,7% de mejora en el volumen de pasajeros respecto a 2018

Un cartel de Aena en la terminal 4 de Madrid-Barajas.
Un cartel de Aena en la terminal 4 de Madrid-Barajas.

La acumulación de acontecimientos adversos para el turismo, los últimos los de la quiebra de Thomas Cook y la escalada de la tensión en Cataluña, sumados al enfriamiento de la economía, han lastrado las previsiones de tráfico aéreo para 2020 en la red de aeropuertos españoles.

Aena ha revelado esta tarde ante la CNMV que espera un incremento del 1,1% en el número de pasajeros el próximo año. Una mejora que está lejos del 3,7% de crecimiento que maneja para el presente 2019, tras una corrección al alza realizada después de Semana Santa.

El volumen de usuarios previsto en los aeropuertos españoles es de 275 millones este año, lo que dejaría la cifra de 2020 en el entorno de los 278 millones de confirmarse el citado ascenso del 1,1%. Este registro volverá a marcar un récord, pero se ralentiza el ritmo de crecimiento iniciado con la salida de la crisis. En 2015 el volumen de pasajeros en la red de Aena fue de 207 millones, con un aumento del 5,9%; la cifra se disparó un 11% en 2016, hasta los 230 millones; en 2017 el incremento alcanzó un 8,2%, hasta los 249 millones de pasajeros, y en 2018 Aena cerró con 263,8 millones de usuarios en España, con un alza del 5,8%.

El Brexit, la crisis de Boeing por los siniestros del modelo 737 MAX, y la decisión de importantes aerolíneas de moderar el crecimiento en España, como es el caso de Ryanair y Norwegian, también juegan en contra de Aena.

Fuentes de la compañía explican que esta primera estimación de tráfico para 2020, con una visibilidad aún limitada, tiene en cuenta los datos difundos la semana pasada sobre la programación de la temporada de invierno, con previsión de caída en el tráfico de los países europeos. Este último efecto se amortigua con un alza del 7% en la oferta de asientos en vuelos de largo radio y del 2% en el tráfico doméstico. El equipo de estudios de Aena también ha contemplado el creciente precio del combustible, la nueva fecha para el Brexit fijada para el 31 de enero, y la depreciación de la lira turca, para teñir sus estimaciones de "prudencia y cautela".

En este contexto, el operador aeroportuario se ha lanzado a captar nuevos clientes que ocupen el vacío dejado por el turoperador británico Thomas Cook y su principal aerolínea. En esta labor, ha decidido bonificar el tráfico nuevo desde destinos como Canarias y Baleares, al tiempo que trata de diversificar hacia destinos de larga distancia en Oriente Medio y Asia, y se activan nuevos nichos de negocio no regulado, como es el inmobiliario.

La explosión del turismo y la mejora económica en España habían ayudado a que Aena rompiera todas sus previsiones en los últimos tiempos. La estimación para este 2019 en su plan estratégico 2017-2021 era de 268 millones de viajeros, cifra que era de 248 millones en el Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA) 2017-2021.

Normas