Aena espera 75 millones de ebitda extra después de elevar su previsión de tráfico

Mejora un 7% los ingresos y su resultado neto crece un 22% hasta marzo

Aena resultados
El presidente de Aena, Maurici Lucena.

La dirección de Aena ha traducido la mejora de sus expectativas de tráfico, publicada la semana pasada, en un total de 75 millones extra sobre el ebitda estimado para 2019 (2.587,9 millones, según el plan estratégico 2018-2021). El gestor aeroportuario espera acercarse este año a los 275 millones de pasajeros, lo que supone un alza del 3,7% frente a la cifra de 2017. La previsión de tráfico anterior reflejaba un incremento del 2%.

Las terminales de los aeropuertos españoles han recibido 52,8 millones de pasajeros entre enero y marzo, con una evolución al alza del 5,9% respecto al mismo periodo de 2018. Reino Unido, con 7,23 millones de viajeros en este arranque de año, se consolida como primer mercado internacional de Aena. Pese a que el Brexit apuntaba a un desenlace drástico en este primer trimestre, la nómina de viajeros británicos ha aumentado un 3,7%. Alemania, Italia y Francia siguen a Reino Unido por peso en el negocio de Aena.

La compañía que preside Maurici Lucena ha concluido marzo con un beneficio de 136,4 millones, lo que implica un aumento del 22,7% que se explica por la buena evolución del tráfico experimentado y la contención del gasto financiero.

Los ingresos totales de Aena han alcanzado los 903,5 millones, con una subida del 7,3%, mientras el ebitda roza un crecimiento del 8% y se sitúa en los 392,9 millones.

Reclamación de 29 millones en Luton

Con la presentación de los resultados, Aena reconoció ayer una crisis abierta en su aeropuerto londinense de Luton, donde el órgano concedente, London Luton Airport Limited (LLAL), reclama 25 millones de libras (29 millones de euros) a la operadora. Aena está acometiendo el conocido como proyecto Curium, con una inversión de 160 millones y por el que se prevé aumentar la capacidad hasta los 18 millones de pasajeros. El año pasado concluyeron las obras de remodelación y ampliación del edificio terminal, al tiempo que se pusieron en operación nuevas puertas de embarque, líneas de seguridad y seis posiciones de estacionamiento de aviones.

Tras este hito, London Luton Airport Limited estima que la actuación no es conforme al contrato de concesión. Aena, por su parte, mantiene conversaciones con su cliente en Reino Unido tratando de hacer valer su interpretación del acuerdo de concesión.

Durante estos meses la empresa trabaja aún en la construcción de una nueva calle de rodaje en Luton y ha iniciado los preparativos para la consrucción de un tren ligero que conectará la terminal del aeropuerto con la estación de tren Luton Airport. Esta última será financiada por la Administarción local.

Reino Unido se consolida como principal mercado en viajeros tras subir un 3,7% en el primer trimestre, hasta los 7,2 millones

“Esta discusión podría derivar en un proceso de disputa formal en la que LLAL tendría la opción, pero no la obligación, de resolver el contrato de concesión de operación del aeropuerto, en cuyo caso LLAOL [London Luton Airport Operations Limited] tendría derecho a la correspondiente compensación económica. No obstante, la Dirección de Luton considera este escenario muy improbable”, apuntaba ayer Aena en su informe presentado ante la CNMV. El aeropuerto londinense es el gran activo de Aena en el exterior, con una aportación de 53,2 millones a la facturación global en el primer trimestre.

Al margen de la actividad aeronáutica, la empresa dependiente del Ministerio de Fomento ha alcanzado los 249 millones de ingresos derivados del arrendamiento de tiendas, restaurante, servicios de parking, etcétera. El negocio comercial sube un 13,2% en comparación con el primer trimestre de 2018 y el ingreso comercial por pasajero lo hace un 6,9%, hasta los 4,7 euros.

La dirección explica al respecto que “el aumento en el mix de tráfico de los pasajeros de bajo coste con menor propensión al gasto, así como la incertidumbre provocada por el Brexit, siguen afectando a los ingresos de esta actividad”. Aena, que afrontará próximamente un nuevo proceso de concesión de sus tiendas Duty Free, ha mitigado en parte el mayor peso del low cost con la mejora en las condiciones contractuales de nuevas licitaciones que incluyen rentas mínimas garantizadas.

Normas