El pentágono otorga a Microsoft un macrocontrato de 9.000 millones

La favorita era Amazon, cuyo dueño está enfrentado con Donald Trump

Sede de Microsoft, a las afueras de París.
Sede de Microsoft, a las afueras de París.
Washington / Madrid

El Pentágono otorgó ayer un contrato por 10.000 millones de dólares (9.025 millones de euros) a Microsoft para almacenamiento de datos en la nube, una adjudicación que sorprendió al mercado ya que el principal favorito era Amazon, con cuyo dueño, Jeff Bezos, está enfrentado el presidente estadounidense, Donald Trump.

El contrato, llamado Empresa de Infraestructura Conjunta de Defensa (JEDI, por sus siglas en inglés), tiene una duración de 10 años y su propósito es hacer que el departamento de defensa de EE UU sea más ágil tecnológicamente. Así, el objetivo del proyecto es sustituir los sistemas propios de almacenamiento de datos por otros en la nube, lo que permitirá al organismo estadounidense acceder a la última tecnología y a servidores masivos.

La polémica en torno a la adjudicación del contrato está servida, pues llega después de que Trump dijera el pasado julio que iba a intervenir en el asunto tras recibir múltiples quejas presentadas por los competidores de Amazon, la citada Microsoft, IBM y Oracle. Google, otro de los jugadores importantes en el negocio de la nube, se había retirado del proceso tras considerar que el contrato entraba en conflicto con sus valores como empresa. 

Trump mantiene desde hace tiempo una pugna con Bezos, que es también dueño del rotativo The Washington Post, uno de los medios más críticos con la gestión del presidente y que ha sido objeto de su ira.

Aunque el Pentágono ha asegurado en un comunicado que todas las partes "han sido tratadas de forma justa y evaluadas de forma consistente con los criterios de evaluación establecidos" en la convocatoria, un portavoz de Amazon, Drew Herdener, ha dicho que su compañía está "sorprendida" por la decisión, y ha asegurado que una "evaluación detallada sobre las ofertas" llevaría a una conclusión diferente.

Amazon -cuya unidad de servicios en la nube se llama AWS- tiene una cuota de mercado del 48% en este negocio, mientras Microsoft se queda en el 15,5%.

Dan Ives, director gerente de Wedbush Securities, ha asegurado que espera que Amazon y otras empresas desafíen la decisión del Pentágono en los tribunales, informa la BBC. Al parecer, Amazon y el resto de rivales tendría 10 días para decidir si emprenden alguna acción al respecto

Oracle ya cuestionó el proceso de licitación en un tribunal federal a principios de este año. El gigante del software denunció que el proceso estaba manipulado para favorecer a Amazon, pero un juez federal desestimó la acusación. También el secretario de Defensa, Mark Esper, anunció tras las declaraciones de Trump que iba a revisar todo el proceso del concurso, pero poco después se retiró inesperadamente del proceso debido a que uno de sus hijos trabajó para IBM.

Para quien la noticia no puede ser más positiva es para Microsoft, que podría ver subir sus acciones en los próximos días por lo lucrativo de este contrato y por el espaldarazo que supone para su negocio en la nube, una de las claras apuestas de la compañía. Según los medios estadounidenses, se espera que el contrato del Pentágono, el mayor de su historia en el ámbito tecnológico, sirva de ejemplo para otras agencias gubernamentales.

Algunas voces, no obstante, ya apuntan a que el contrato con el Pentágono podría causarle problemas a Microsoft con sus trabajadores, pues según añade la BBC algunos empleados de Microsoft ya se han opuesto a que la compañía desarrolle una versión de sus gafas de realidad aumentada Hololens para el ejército de los EE UU, y el hecho de que la tecnológica deba proporcionar herramientas de aprendizaje automático y otros sistemas para ayudar al Pentágono puede no gustarles.

La adjudicación del contrato al gigante de Redmond también podría tener un efecto importante para Amazon. Los accionistas de la compañía podrían pedir a Bezos que AWS sea una empresa independiente, con el fin de que no se vea perjudicada por quienes piensan que Amazon está amasando demasiado poder.

En cualquier caso, el Pentágono ha explicado que ya ha otorgado en los dos últimos años más de 11.000 millones de dólares en 10 contratos que tienen que ver con la nube,y ha asegurado que este último contrato continúa con la estrategia del organismo de trabajar con múltiples proveedores y múltiples nubes, "pues un solo proveedor no puede atender a todas nuestras necesidades".

Normas