Construcción

OHL desinvierte en Riviera Maya a la espera del nuevo accionista mexicano

Vende su 50% en el desarrollo Jardines de Ciudad Mayakoba, donde están proyectadas 3.600 viviendas

Recreación del futuro desarrollo urbanístico Jardines Ciudad de Mayakoba, en el área de Playa del Carmen (México).
Recreación del futuro desarrollo urbanístico Jardines Ciudad de Mayakoba, en el área de Playa del Carmen (México).

El grupo OHL ha renunciado al macroproyecto de promoción de 3.600 viviendas en Playa del Carmen, en la mexicana Riviera Maya, con la venta del 50% en la sociedad Jardines de Ciudad Mayakoba.

La nueva desinversión en el país norteamericano, cuyo montante no ha sido comunicado oficialmente, se produce en plena negociación de la familia Villar Mir, primera accionista de la constructora, para la incorporación al capital de OHL de los inversores mexicanos Luis y Mauricio Amodio. Estos últimos tomarían el relevo como partícipes de referencia de la cotizada, alcanzando poco menos del 30% para evitar la opa. Tras el anuncio del martes de la intención de ampliar capital para dar acomodo a la familia Amodio, la acción de OHL volvió a cerrar ayer con un duro castigo, esta vez del 6,29% a la baja.

El sacrificado Jardines de Ciudad Mayakoba es uno de los tres grandes desarrollos urbanísticos ubicados junto al complejo turístico de Mayakoba que OHL llegó a tener en propiedad. El paquete se ha dividido entre la inmobiliaria local Vinte, que contaba ya con un 50% y alcanza ahora el 75% del capital, y la firma de gestión de activos BK Partners, que toma un 25% a través del instrumento Operadora Lakahn.

La inmobiliaria local Vinte y BK Partners se han hecho con la participación y han firmado un acuerdo de coinversión

El accionista reforzado y su nuevo socio han tomado como primera decisión capitalizar un vehículo para la inversión conjunta en el proyecto que lideraba OHL. Anteriormente, Vinte y la compañía española contaban desde 2014 con un compromiso para sacar adelante el plan urbanístico de Jardines de Ciudad Mayakoba.

En pleno esfuerzo de recuperación tras duras pérdidas, OHL está focalizando su actividad hacia la obra civil y la participación minoritaria en activos concesionales. Una promoción como la vendida en la Riviera Maya había salido ya del foco estratégico.

Pérdida de peso

La marcha del complejo turístico Mayakoba y la venta de los desarrollos urbanísticos anexos tomó velocidad de crucero en 2017, cuando OHL estaba ya inmersa en un fuerte plan de desinversiones para rebajar deuda.

RLH Properties, otro de los vehículos de BK Partners, se hizo con un 51% de los cuatro hoteles (Rosewood, Fairmont, Banyan Tree y Andaz) y el campo de golf situados en el complejo turístico mexicano de manos de OHL en abril de 2017. El precio ascendió a 147,2 millones de dólares. Y a ese paquete se sumó, en mayo de ese año, un 29% adicional en dos de los hoteles por 50 millones de euros (Rosewood y Fairmont).

Ya en octubre de 2018 OHL comenzó a soltar terrenos en el entorno de Mayakoba, con un primer acuerdo con Lakahn para el traspaso de los derechos y terrenos del proyecto Ciudad de Mayakoba, operación que ascendió a 97 millones de euros.

Tras estos movimientos, OHL da por zanjada su trayectoria al frente de Mayakoba, que fue uno de los buques insignia del grupo en tiempos de bonanza.

 

Los Amodio también promueven grandes complejos

Experiencia en el ladrillo de los futuros accionistas de OHL. La familia Amodio Herrera cuenta con una promotora inmobiliaria, Caabsa Desarrollos, con proyectos en marcha y ya finalizados similares al que OHL buscaba ejecutar en Mayakoba. Entre ellos destaca el Río Country Club, en Guadalajara (México). Este proyecto prevé la construcción de unas 2.000 viviendas unifamiliares, repartidas en 350 hectáreas, junto a un campo de golf de 18 hoyos con diseño de Jack Nicklaus.

Normas
Entra en El País para participar