Las pernoctaciones en hoteles bajaron en septiembre por el efecto Thomas Cook

Se realizaron 366.00 estancias menos por los viajeros extranjeros. El que más retrocedió fue Alemania, con 591.000 menos.

pernoctaciones hoteleras
Imagen del hotel Riu Plaza de España.

El efecto Thomas Cook se ha dejado sentir en las pernoctaciones hoteleras en España. En septiembre se produjeron 37,5 millones de estancias en los hoteles españoles, lo que supuso un ajuste del 0,6% en términos relativos y de 217.000 en términos absolutos. Se trata del primer descenso en el mes de septiembre y rompe una tendencia de crecimiento durante seis ejercicios consecutivos.

El desglose de estas cifras entre turistas nacionales y extranjeros muestra resultados divergentes. En el caso de los residentes, las pernoctaciones crecieron en 150.000 estancias, con incrementos en cuatro de las seis grandes autonomías turísticas (Andalucía, Baleares, Canarias, Cataluña, Comunidad Valenciana y Madrid), que concentran el 90% de las llegadas de turistas extranjeros. Subieron en Andalucía, Baleares, Canarias y Comunidad Valenciana y bajaron en Madrid y Cataluña. Todo lo contrario que lo sucedido en el caso de los no residentes, en el que la caída se elevó a 367.000 pernoctaciones, con tres autonomías damnificadas (Baleares, Canarias y Comunidad Valenciana) y tres beneficiadas (Andalucía, Cataluña y Madrid.

Si se comparan las cifras globales, la estadística hecha pública esta mañana por el INE muestra que en las seis grandes autonomías turísticas se produjeron descensos en las pernoctaciones en cuatro de ellas (Canarias, Baleares, Comunidad Valenciana y Cataluña) y subidas en otras dos (Andalucía y Madrid). La más perjudicada fue Canarias, con 207.000 pernoctaciones menos, seguida por Baleares, con 183.000 menos; en el otro lado, Andalucía ganó 146.000 y Madrid otras 60.000. El ajuste en las estancias, sin embargo, contrasta con las cifras de Aena, que mostraron que los pasajeros transportados en los aeropuertos de la red crecieron un 3,4% en septiembre y que las bajadas de operaciones se limitaron a Canarias y Baleares.

Por mercados de origen, el alemán fue el más afectado, con 591.000 pernoctaciones menos, y ya a mucha distancia aparece Holanda, con 70.000 menos. En el otro lado, Latinoamérica y EE UU fueron las regiones de procedencia en las que crecieron más las estancias, con 160.000 y 144.000 más con respecto al mismo mes de 2018

Normas
Entra en El País para participar