Esta patente de Tesla protegerá todavía más a los pasajeros de sus coches

Esta patente de Tesla protegerá todavía más a los pasajeros de sus coches

Se trata de la llamada "estructura de choque".

Suele decirse que "créate una fama y échate a dormir" y, en el caso de Tesla con la seguridad, está ocurriendo algo parecido: son tantas las buenas noticias que están apareciendo últimamente con los crash test de las autoridades certificadoras europeas y estadounidenses, que acabaremos creyendo que son los vehículos más seguros del mercado.

Y esta patente que os traemos viene a profundizar en esa intención de los de Elon Musk, de ir dando pequeños pasitos que les permitan alcanzar la seguridad total en sus vehículos, si es que eso es posible. Se trata de la llamada "estructura de choque" que están convencidos que será un elemento pasivo muy importante en el futuro de sus vehículos eléctricos.

Más celdas, mayor absorción de la fuerza del impacto

Esta patente de Tesla lo que busca es instalar en el armazón del coche una serie de estructuras de choque capaces de absorber una mayor cantidad de energía cuando se produce un golpe. Tal y como podéis ver en la figura inferior derecha, esa pieza está compuesta por una serie de celdas que rodean a otro espacio vacío central, y que van a proporcionar al vehículo una "deformación plástica más estable en relación con las geometrías convencionales".

Patente de Tesla para mejorar la seguridad.
Patente de Tesla para mejorar la seguridad.

La idea es que la fuerza que necesita un impacto para deformar una estructura más simple no sea capaz de provocar los mismos daños dentro de un módulo como este que ha patentado Tesla, de tal forma que incluso en el caso de choques con una violencia superior, se conseguirían resultados de seguridad todavía mejores.

Tal y como reza en el documento de la patente, Tesla cree que varias celdas "de choque" como las que pueden verse en este documento "aumentan la deformación plástica y, por lo tanto, la cantidad de energía absorbida", lo que provocará que en caso de un impacto, éstas pequeñas estructuras sean capaces de "plegarse de manera progresiva". Así, se aumenta "la probabilidad de que, cuando se someten a una fuerza axial, las celdas de choque se doblen en un plegado progresivo estable de arriba hacia abajo de la estructura".

Sin duda, cualquier patente que vaya en la dirección de proteger a los pasajeros en futuros accidentes será bienvenida y solo hace falta que sepamos, a partir de ahora, cuándo se introducirán estas mejoras en los futuros coches de los norteamericanos.

Normas