Quabit busca desprenderse de una cartera de 1.300 viviendas en construcción

Se trata de una operación inédita en el sector. La venta serviría para reducir deuda y seguir invirtiendo

Los potenciales compradores son fondos y promotoras

Estand de Quabit en la feria inmobiliaria SIMA de mayo de 2019 en Madrid.
Estand de Quabit en la feria inmobiliaria SIMA de mayo de 2019 en Madrid.

La promotora Quabit realiza un movimiento poco habitual en el sector de la construcción residencial. La inmobiliaria presidida por Félix Abánades ha puesto en el mercado alrededor de 1.300 viviendas que actualmente están en obras, algo más de la mitad de su cartera a fecha de 30 de junio. De esta forma se desprende de gran parte de su stock antes de que llegue al cliente final, que es el negocio tradicional de este tipo de empresas.

La compañía ha encargado al banco y asesor financiero Arcano la búsqueda de compradores, según avanzan fuentes del sector. Esta firma declinó hacer comentarios sobre la operación. Se prevé que los interesados en la cartera sean tanto otras promotoras como fondos que invierten en inmobiliario. Las conversaciones con los potenciales compradores se encuentran en fases preliminares, según estas fuentes.

Las casas que ahora salen a la venta se ubican en Madrid, Corredor del Henares y Málaga. Todas esas promociones cuentan con altos niveles de preventas a particulares. La idea de la compañía, según las fuentes del sector inmobiliario, es poner en valor esa cartera y la rotación de activos, al alcanzar un alto grado de ejecución de las obras. La fecha de entrega de esas viviendas actualmente en construcción comenzaría a partir de enero de 2020, con finalización del grueso de las obras a lo largo del año que viene y una parte en 2021.

Quabit es una promotora cotizada heredera de la antigua Astroc. Tras el saneamiento de la compañía, es una de las inmobiliarias protagonistas de en este nuevo ciclo alcista en la construcción residencial. Actualmente tiene 59 promociones, 4.500 casas, en diferentes fases de lanzamiento, incluida la fase inicial de comercialización. La empresa tiene una valor en Bolsa de 136 millones, un 60% inferior al valor neto de sus activos (NAV).

La transacción adelantaría ingresos del plan de negocios, pero verá reducir los márgenes al ceder a otro la venta al cliente final

 Se desconoce el precio que Quabit busca para cerrar la transacción. En la última presentación de resultados, hasta el primer semestre, el valor que la promotora daba a sus 2.112 viviendas en obras más otras 67 terminadas era de 486 millones de euros. Esta venta supondrá que Quabit no complete el ciclo completo de su negocio, por lo que parte de los márgenes del promotor se los embolsaría quien se haga con esa cartera al entregar las casas. Se descarta, a su vez, que inicialmente ese portfolio vaya destinado a un operador de viviendas en alquiler.

Con los ingresos que la compañía obtenga gracias a esta operación, podrá proseguir en su plan de crecimiento con la compra de suelo e inversiones en otras promociones, además de reducir deuda. La promotora cuenta con un pasivo de 360 millones y una deuda neta de 231,6 millones a cierre del primer semestre. La compañía firmó en 2016 un crédito con Avenue a un tipo del 16% y otro un año después a un 12%. En marzo del pasado año obtuvo financiación de otro fondo, Taconic, al 15%. En abril de 2019 obtuvo un préstamo corporativo al 9,375% y 20 millones en un bono al 8,56%. El importe obtenido por transacción podría utilizarse, según las fuentes consultadas, para reducir el monto de la deuda a la vez que se cancela la más costosa.

En mayo, Quabit anunció que no cumplirá su plan de negocio en 2019 y 2020, ya que traslada a 2021 parte de las entregas previstas por retrasos en las obras. Si se cierra ahora la operación, la empresa adelantaría ahora los ingresos de ese plan de negocio para 2020 y 2021. Además, la compañía decidió la compra de la constructora Rayet, controlada por su propio presidente Abánades, para favorecer la agilización de la construcción. Pagó algo más de 14 millones por el 82% de la sociedad.

Normas