MásMóvil obtiene unos ingresos de seis millones de euros con Pepe Energy

La división de energía de la teleco cuenta con un solo empleado

Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil.
Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil.

Pepe Energy, la filial en el negocio eléctrico de MásMóvil, heredada con la compra de Pepephone en 2016, registró unos ingresos de casi 6,1 millones de euros en 2018, último ejercicio cerrado, casi un 38% más que en el año anterior, cuando el importe neto de la cifra de negocio había sido de 4,40 millones.

Según indica la compañía en el informe anual remitido al registro mercantil, los aprovisionamientos aumentaron casi un 40%, hasta superar los 5,95 millones de euros. Esta partida está formada por las compras de materias primas.

Con esta evolución, en términos netos, Pepe Energy registró unas pérdidas de 36.000 euros, en línea con el ejercicio anterior. El resultado de explotación fue negativo, en 62.000 euros, frente a 46.000 del ejercicio anterior.

En términos generales, la compañía se dedica a las actividades de compra y venta de toda clase de energía eléctrica a los consumidores y otros sujetos del sistema.

La plantilla de Pepe Energy estaba constituida a final de 2018 por un solo empleado, idéntica cifra que a la conclusión de 2017. En este ámbito, no obstante, los gastos de personal aumentaron de un año a otro desde 28.000 a 32.000 euros.

En el informe, MásMóvil señala que a 31 de diciembre la filial presentaba un patrimonio negativo neto de 94.000 euros, frente a 57.000 euros en 2017, con lo que se encontraba en causa de disolución. La operadora precisa, no obstante, que la empresa firmó un contrato de préstamo participativo de 524.000 euros, de tal forma que si se considera dicho préstamo, el patrimonio neto computable de la sociedad a efectos de disolución, es superior a la mitad de su capital social, por lo que no se encontraría incursa en causa de disolución.

Relanzamiento

MásMóvil decidió relanzar la actividad de Pepe Energy en el pasado mes de mayo con un conjunto de nuevas tarifas comerciales, tanto para clientes actuales como para los nuevos usuarios. Entre otros movimientos, la empresa decidió subir a cuatro euros la cuota mensual para los nuevos clientes que contratasen este servicio y no tuvieran ningún otro servicio de Pepephone.

En sentido contrario, bajó la cuota a cero euros a aquellos clientes de Pepephone que contratasen el servicio de Pepe Energy. “Si el usuario tiene una tarifa de móvil o fibra con Pepephone, pagará la energía a precio de coste, sin ninguna cuota adicional”, dijo MásMóvil, que indicó también que el usuario vería ese descuento reflejado en su factura de adelanto de consumo de Pepe Energy.

Además, la operadora reconoció entonces que la oferta inicial, lanzada en el año 2015, por la que se cobraba un euro de cuota mensual y 0,30 euros por el seguro de desempleo, no cubría los costes para poder mantener la comercializadora.

Participación del 95% del capital

Presencia. En términos societarios, MásMóvil es propietario de casi un 95% del capital de Pepe Energy: un 84,99% a través de Pepe World, y un 10% a través de Xfera Móviles. El otro 5,01% restante del capital permanece en manos de Pedro Serrahima, fundador de la antigua Pepephone, compañía adquirida por MásMóvil en 2016. El directivo se incorporó a Telefónica a principios de 2018 y en la actualidad ocupa el puesto de director de desarrollo de negocio multimarca en Telefónica España.

Capital. Fuentes del sector indican que MásMóvil ha querido comprar esa participación, pero no ha habido acuerdo. El capital social de Pepe Energy está formado por 100.000 acciones, con un valor nominal de un euro cada una.

Normas