El ICO aportará 200 millones para los afectados por la quiebra de Thomas Cook

Este organismo también gestionará otra línea de 500 millones para modernización y digitalización

Clientes frente a una agencia de viajes de Thomas Cook
Clientes frente a una agencia de viajes de Thomas Cook

La vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo, ha presentado las líneas maestras del plan de rescate por los afectados por la quiebra de Thomas Cook. El Gobierno activará una línea de crédito a través del ICO, por un importe de 200 millones de euros, para atender a los afectados, especialmente a Canarias y Baleares, donde acaba de arrancar la temporada alta. "Tenemos que advertir que es una respuesta temporal mientras que todo lo perdido pueda ser reabsorbido por otros operadores", remarcó.

En paralelo abrirá otra línea de 500 millones de euros a través del Fondo Financiero del Estado para la Competitividad Turística (Focit), que servirán principalmente para atender al resto de comunidades autónomas, como Cataluña, Comunidad Valenciana o Andalucía, que se habían quejado por quedar fuera inicialmente de ese plan de rescate. "Se ha hecho un trabajo de coordinación muy importante  con las administraciones y empresas afectadas. Es una respuesta integral con la que nos dirigimos a todos los afectados", subrayó.

De esta manera, el Gobierno ha tenido que incrementar sustancialmente la dotación inicial que habia presentado inicialmente tras la reunión del Comisión Interministerial, celebrada el pasado jueves. La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, habló de un importe de 300 millones de euros, de los que 200 millones serían para los afectados de Canarias y Baleares, los más perjudicados por la quiebra. En esa fecha ni Maroto tenía claro si los fondos iban a ser gestionados por banca pública, a través de créditos del Instituto de Crédito Oficial (ICO), o por banca privada.

La decisión de limitar los fondos a Canarias y Baleares soliviantó a los hoteleros de Cataluña, Comunidad Valenciana y Andalucía, que mostraron solo un día después sus quejas por el hecho de quedar al margen de ese plan, pese a que también se habían visto muy afectados. Ante esas reclamaciones, el Ejecutivo ha tenido que elevar la dotación de los fondos a 700 millones, aunque las condiciones no serán las mismas. A la espera de conocer el detalle, los créditos del ICO serán con toda seguridad ayudas directas con condiciones flexibles, mientras que los préstamos ligados al Focit estarán ligados exclusivamente a proyectos orientados a la adaptación y mejora de la competitividad, en especial aquellos que contengan actuaciones de digitalización, innovación y modernización de los servicios. Entre las medidas de apoyo financiero también se incluye una subvención directa de 15 millones de euros a Canarias y de 8 millones de euros para Baleares, "con el objetivo de recuperar la pérdida de conectividad, consolidar la diversificación y mejorar el destino, la concesión directa de las siguientes subvenciones".

El plan se complementa con la ampliación de la bonificación a la contratación de trabajadores fijos discontinuos, que ya se aplican en noviembre, febrero y enero, también en octubre y diciembre. Una medida reclamada por los hoteleros para evitar tener que despedir a los trabajadores empleados en sus establecimientos. Al mismo tiempo se va a abrir una ventanilla en la Tesorería General de la Seguridad Social para asesorar a las empresas sobre los procedimientos o los plazos para aplazamientos de pago o para las reclamaciones del proceso de liquidación de Thomas Cook.

El otro gran eje del plan se centrará en las rebajas de tarifas para las aerolíneas tanto de Aena como de Enaire. En el caso de Aena se bonificará el 100% de la tarifa de pasajero para aquellas aerolíneas o turoperadores que aporten nuevos pasajeros durante la temporada de invierno (de octubre a marzo). En el de Enaire, la rebaja de la tarifa de ruta del 12% entrará en vigor el 1 de enero de 2020 y se mantendrá hasta que el gestor aeroportuario vuelva a revisar sus tarifas.

Normas