Sánchez actualizará las pensiones de 2020 con el IPC

El líder socialista presenta un avance del programa con el que concurrirá a la repetición electoral del 10-N

El líder del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.
El líder del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

El líder del PSOE, y presidente el Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha presentado este lunes un avance del programa de medidas con el que los socialistas aspiran a reforzar su mayoría en la repetición electoral del próximo 10 de noviembre bajo el lema "Ahora, Gobierno. Ahora, Programa".

Se trata de la cuarta vez que Sánchez presenta una batería de propuestas para su mandato después del programa electoral presentado para los comicios del pasado 28 de abril, de la iniciativas presentadas de cara a su primer intento fallido de investidura, el pasado julio, y de la presentación, ya con aire electoral, con la que trató de buscar los apoyos necesarios para un segundo intento a comienzos de septiembre.

Con matices, las propuestas socialistas han mantenido un tronco común durante todas estas citas, basado en el impulso de una reforma fiscal que permita recaudar más de grandes rentas y empresas para sufragar nuevas medidas sociales de apoyo a los más desfavorecidos. 

Sánchez ha aclarado que el documento que ha presentado hoy es solo un “avance” del programa electoral definitivo, 35 “compromisos sociales” que articularán un “proyecto progresista, social y riguroso” pero con “rigor para garantizar la estabilidad de las cuentas públicas”. “No tenemos tiempo que perder”, ha dicho Sánchez, avanzando que busca “que España supere de una vez por todas este bloqueo y avancemos en justicia social, convivencia y limpieza.

Para ello, ha explicado, el líder socialista busca formar un Ejecutivo que incorpore a miembros de la sociedad civil y que refuerce su apoyo parlamentario para garantizar la estabilidad y capacidad de actuación en toda la legislatura, “y no solo para cumplir con el expediente de lograr la investidura”.

Para empezar, Sánchez ha anticipado que "este mismo mes de diciembre" actualizará las pensiones de 2020 con el IPC real, como ya hizo en 2019. Más allá, ha avanzado, su objetivo para la nueva legislatura es blindar este derecho y subir las pensiones mínimas y no contributivas.

Los socialistas también buscan elevar el salario mínimo interprofesional al 60% del salario medio a final de la legislatura (lo que supondría llevarlo de los 900 euros actuales al entorno de los 1.200), racionalizar los horarios de trabajo, equiparar los permisos de maternidad y paternidad y acabar con "los aspectos más lesivos de la reforma laboral de 2012".

En el ámbito laboral, el PSOE también incluye guiños al colectivo autónomo, apostando por equiparar sus derechos a los del empleado por cuenta ajena, mejorando su acceso a la jubilación y su cotización por ingresos reales.

De otra parte, el PSOE aboga por un ingreso mínimo vital que palie la pobreza infantil, así como por un programa que permita "frenar las subidas abusivas de alquiler" hablando con los grandes tenedores y facilitando un mayor parque de vivienda pública en arrendamiento.

El plan también pasa por elevar la dotación de Sanidad e incluir la atención bucodental en el sistema público, y rebajar en un 75% las listas de espera del servicio de atención a la dependencia.

En paralelo, se prohibirá el corte de suministros básicos (agua, luz y gas) de personas en riesgo de vulnerabilidad o se garantizará la educación gratuita de cero a tres años. En el campo educativo, Sánchez ha apostado por acabar con la Lomce e impulsar una nueva legislación. También promete acabar con la segregación escolar por nacionalidad o sexo y elevar las becas.

Del lado de la innovación, el secretario general del PSOE ha propuesto elevar el gasto público en I+D+i al 2% del PIB en 2023; crear un plan de recuperación del personal docente e investigador perdido durante la crisis o el desarrollo de una ley de startups que apoye a las empresas de nueva creación.

Todo esto se financiaría con una reforma que eleve la "progresividad fiscal para converger con el entorno" europeo combatiendo el fraude y diseñando una "nueva fiscalidad con sensibilidad medioambiental". Una batería de medidas tributarias que deberían permitir al país seguir reduciendo su deuda pública, rebajando el déficit y equilibrando las cuentas de la Seguridad Social. 

Los socialistas también apuestan por una ley de transición ecológica que fomente la producción de coches eléctricos para evitar las emisiones de CO2 en 2040.

El PSOE también subraya la importancia de la nueva oficina de protección del cliente financiero, que sustituirá al servicio de reclamaciones del Banco de España y protegerá al consumidor en sus conflictos con bancos y aseguradoras.  

En el ámbito europeo, los socialistas proponen apoyar la creación de un sistema comunitario de garantía de depósitos; la creación de un salario mínimo europeo que ayude a retener el talento en España y el diseño de un sistema de desempleo común que complemente a los nacionales.

Por otra parte, Sánchez se ha comprometido a rendir cuentas de su labor ante la sociedad civil sometiendo el cumplimiento de sus propuestas electorales al examen de consejos sectoriales.

Sánchez ha asegurado que busca “trabajar por la mayoría social, con honestidad con los españoles y diálogo con la sociedad”. El líder socialista ha defendido que, a diferencia de los programas que el resto de partidos presentarán en los próximos días, el suyo no es un programa para ganar unas elecciones sino para gobernar cuatro años. 

Retos y amenazas

Para ese periodo, el presidente del Gobierno en funciones ha identificado como “seis grandes desafíos” para la legislatura: defender un empleo digno y la sostenibilidad de del sistema público de pensiones; la digitalización de la economía con impacto en el mercado laboral y educativo; una transición ecológica justa; la igualdad entre hombres y mujeres; la justicia social, y lograr una España autonómica cohesionada que contribuya a fortalecer la UE.

A su vez, el líder del PSOE ha advertido del riesgo de tres importantes amenazas: la sentencia del procés de secesión en Cataluña, ante el que promete firmeza en la defensa de los valores Constitucionales y la unidad del país, sin excluir espacios para el diálogo; los efectos de un posible Brexit duro; y el “enfriamiento de la economía internacional” que está ocasionando la guerra comercial.

Normas