Tabacaleras

La crisis del vapeo provoca la dimisión de la consejera delegada de Imperial Brands

La propietaria de Altadis busca comprador para su negocio de cigarros premium

Una tienda de cigarrillos electrónicos de sabores en Miami (Estados Unidos).
Una tienda de cigarrillos electrónicos de sabores en Miami (Estados Unidos). Getty Images

La consejera delegada de Imperial Brands, Alison Cooper, dimite una semana después de que la empresa anunciase que las ventas de alternativos de cigarros cayeron más de lo esperado. La tabacalera británica ha asegurado que cuando haya un sustituto para Cooper, esta dejará el cargo.

El presidente de la empresa, Mark Williamson, ha asegurado que Cooper "ha trabajado incansablemente y con gran energía y pasión durante sus 20 años con Imperial, nueve de los cuales han sido como CEO, y la junta directiva desea agradecerle la tremenda contribución que ha hecho".

Imperial Brands ha explicado que, mientras "continúa la búsqueda de un sucesor", Cooper "se centrará en impulsar el rendimiento del negocio,incluido el programa de desinversión de activos, que esperamos obtener ingresos de hasta 2.000 millones de libras esterlinas (en torno a 1.770
millones de euros) para mayo de 2020".

El grupo ha destacado el trabajo de su aún consejera delegada en aspectos como la reducción "a la mitad del número de marcas de cigarrillos para asegurar una mayor calidad de crecimiento", con las enseñas que ahora "representan dos tercios de la facturación neta de tabaco del grupo"

La compañía comunicó la semana pasada que los beneficios de los últimos doce meses se estancaron tras declarar una caída drástica de los ingresos por alternativas a los cigarrillos. También declaró unas ventas débiles de cigarros. Hace unas semanas se detectaron casos de personas que habían enfermado en Estados Unidos por el consumo de cigarros electrónicos. 

Con Cooper como consejera delegada, Imperial Brands no ha podido competir cara a cara en el sector de los cigarros electrónicos con rivales más grandes como British American Tobacco. Imperial sigue sin encontrar un comprador para su negocio de cigarros premium. Durante su mandato, Cooper compró Winston, Kool, Salem y Maverick. Las acciones de Imperial han caído más del 20% este año. 

Altadis marca distancias con EE UU

El presidente de la filial española de Imperial, Altadis, ha hablado de la actual crisis del vapeo en EE UU en la inauguración del quinto Congreso frente al contrabando de tabaco. Jon Fernández de Barrena ha señalado el peligro que supone el contrabando, cuyo aumento lleva a los gobiernos a tomar medidas fiscales agresivas sobre el tabaco. 

Fernández de Barrena ha descartado que una situación como la que ocurre en EE UU tenga lugar en España, donde "los productos de vapeo cumplen con los más altos estándares de calidad, fabricación y seguridad". El presidente de Altadis ha añadido que Myblu, la sociedad que comercializa productos de vapeo en España, ha tenido que "denunciar por engañosa" la campaña de publicidad del Ministerio de Sanidad, que incluye el vapeo en una campaña contra el tabaco. Según de Barrena el vapeo ha sufrido constante "desinformación y ataques".  

Normas