El miedo al Brexit y la recesión global hunde las Bolsas: el Ibex cae un 2,8%

El selectivo registra la mayor caída en dos años y pierde los 9.000 puntos

el ibex 35
Sala de negociación bursátil de un banco en España.

Los inversores han pasado de poner en precio la desaceleración de la economía a descontar un escenario de recesión. Al menos eso fue lo que pasó hoy en la Bolsa. En una jornada marcada por la revisión a la baja de las previsiones de crecimiento de Alemania y la clausura del congreso del partido conservador británico, los inversores se dejaron llevar por los nervios y las ventas se impusieron en la renta variable. El Ibex 35 no fue ajeno a esta corriente y retrocedió un 2,77%, su mayor caída en dos años. En las dos primeras sesiones de octubre, la Bolsa española corrige un 3,6% y pierde los 9.000 puntos. Es decir, en dos jornadas se ha comido gran parte de las ganancias registradas en septiembre, cuando subió un 4,9%.

Los valores de corte cíclicos recibieron un fuerte revés. ArcelorMittal lideró las caídas con unas pérdidas del 5,87%. Le siguieron Amadeus (-4,3%) y Santander (-4,29%). Dentro de la banca también destacaron las caídas de BBVA (-3,86%), CaixaBank (-2,99%), Bankinter (-2,1%), Bankia (-1,83%) y Sabadell (-1,56%). En una jornada en al que se impusieron las ventas solo Acciona (0,16%) y MásMóvil (0,178%) escaparon a las caídas. La empresa que preside José Manuel Entrecanales recibió el espaldarazo de RBC que le sube el precio objetivo a los 115 euros por acción, movimiento que implica otorgarle un potencial de subida del 20%. Por su parte, la operadora sigue disfrutando del momento dulce vivido la sesión anterior cuando sumó un 21,24%.

El comportamiento del selectivo siguió la tendencia que imperaba en Europa, donde todos los sectores registraron pérdidas con el petrolero (-3,34%) a la cabeza. La industria de la construcción y los recursos básicos le siguieron de cerca con caídas del 3,29% y 3,22%, respectivamente. Hubo que trasladarse al sector inmobiliario (-1,76%), el de viaje (-1,77%) y el de las telecomunicaciones (-1,96%) para ver los menores descensos. Como resultado de esto, el Dax alemán bajó un 2,76%; el Cac francés, un 3,12%; el Mib italiano, un 2,87% y el FTSE británico retrocedió un 3,23%, su peor sesión desde enero de 2016. Wall Street se sumó al rojo: el Dow Jones cerró con una caída del 1,86%; el S&P 500 perdió un 1,79%, mientras que el Nasdaq cedió un 1,56%.

Los principales institutos económicos alemanes han actualizado sus perspectivas y el resulta se ha saldado con recortes de las estimaciones crecimiento para los próximos años. De acuerdo a lo establecido por los economistas, la principal potencia de la zona euro cerrará 2019 con un crecimiento del 0,5%, tres décimas menos de lo previsto. Para 2020 el recorte alcanza las siete décimas, pasando del 1,8% al 1,1%. Ya en 2021 esperan que el PIB crezca un 1,4%. Estas previsiones se sitúan en línea con las cifras que maneja el Ejecutivo de Angela Merkel. El Gobierno calcula que Alemania crecerá un 0,5% este año y un 1,5% el que viene.

Principales cotizaciones

IBEX 35 9.173,30 -0,23%
EUROSTOXX 50 3.688,81 -0,29%
DOW JONES 27.781,96 -0,01%
USD x EUR 0,9069 -0,011%
Petroleo Brent 62,560 0,450%

El vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, advirtió ayer de que si persiste la inestabilidad política y económica las correcciones abruptas en el mercado de acciones y de bonos de baja calificación podrían provocar disgustos a los inversores. Guindos confirmó que se han identificado riesgos de liquidez en algunos fondos de inversión de la zona euro y señaló que lo ocurrido Woodford, H2O y GAM son solo algunos de los ejemplos.

Pero las amenazas no se limitaron a Alemania. Las dudas sobre el Brexit pesan como una losa. El primer ministro, Boris Johnson, divulgó hoy el plan que presentará a Bruselas y en el que establece un trato especial para Irlanda del Norte, que permanecerá en el mercado único hasta 2025, pero no en la unión aduanera. El premier advirtió que esta es la única concesión que está dispuesto a hacer y reiteró su intención de salir de la UE el 31 de octubre, ya sea por las buenas o las por las malas. Esto sirvió para reavivar los miedos de un Brexit duro, al que Deutsche Bank le otorga una probabilidad del 50%.

En el frente comercial, y a la espera de que se reanuden las conversaciones entre EE UU y China, la primera economía del mundo recibió el permiso de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para la imposición de aranceles por importe de 7.500 millones de dólares para compensar las subvenciones ilegales del fabricante aeronáutico Airbus.

Más tranquilo se mostró el mercado de deuda. La rentabilidad de la deuda española a diez años subió ligeramente pasando del 0,152% al 0,169%. El alemán repuntó al -0,54% frente al -0,564% de ayer mientras el estadounidense bajó ligeramente al 1,59% desde 1,63%.

En el mercado de materias primas el Brent encadenó su cuarta sesión a la baja. Cede un 2%, hasta los 57,7 dólares, 2,5 dólares por debajo del nivel anterior a los ataques a Saudi Aramco. Los descensos de esta jornada se produjeron a raíz de la publicación de los inventarios de crudo en EE UU que aumentaron en 3,1 millones de barriles.

Normas