El petróleo ya está por debajo del precio que tenía antes del ataque a las refinerías saudíes

El barril de Brent, que cotiza por debajo de los 59 dólares, vuelve 12 sesiones después a los niveles previos al atentado

Instalaciones petrolíferas de Aramco (Arabia Saudí).
Instalaciones petrolíferas de Aramco (Arabia Saudí).

El barril de Brent ha necesitado 12 sesiones para recuperar y rebajar los niveles previos al ataque a las refinerías de la petrolera estatal saudí Aramco: este martes cotiza ya por debajo de los 59 dólares. El lunes 16 de septiembre el índice de referencia en Europa se disparó un 14,6% hasta los 69,02 dólares en la primera sesión posterior a los ataques (el cierre anterior fue de 60,22 dólares).

Dos refinerías de Aramco fueron atacadas con drones por rebeldes hutíes el sábado 14 de septiembre, incluida la instalación petrolera más grande del mundo en Abqaiq, en el este del país. La petrolera estatal saudí anunció que el atentado obligó a recortar la producción en cinco millones de barriles diarios en los días posteriores. La cifra equivale a la mitad de la producción diaria de crudo de Arabia Saudí.   

Los rebeldes hutíes alegaron que el ataque era una respuesta a las agresiones de los cinco últimos años contra el Yemen, donde Riad lidera una coalición militar a favor del Gobierno yemení reconocido internacionalmente. Ibrahim Al-Buainain, director ejecutivo de Aramco, anunció el lunes que la petrolera ha recuperado los niveles de producción anteriores al ataque, el segundo de envergadura en menos de un mes contra sus instalaciones. Fuentes de la petrolera confirmaron a Reuters la semana pasada que habían recuperado casi por completo la producción de 11,3 millones de barriles diarios que registraba antes del lanzamiento de las bombas. 

El negocio del petróleo para Arabia Saudí 

Arabia Saudí alberga bajo su suelo el 18% de las reservas de petróleo del mundo según las estimaciones de la Organización de países productores de petróleo (OPEP).

En cuanto a la petrolera estatal Aramco, las agencias crediticias Moody's y Fitch la encumbran como la empresa con más ganancias del mundo, con un beneficio neto que estimaron en 111.100 millones de dólares en 2018.

Normas