Telefónica recupera 5.900 millones en capitalización tras la dura crisis de agosto

Retoma las compras al adquirir el 50% de Prosegur Alarmas

Analiza la venta de más torres, se alía con Atresmedia y elimina las permanencias en Fusión

telefónica capitalización

Telefónica ha recuperado en Bolsa cerca de 5.900 millones de euros desde el 15 de agosto, cuando sus acciones cayeron a 5,86 euros, su precio mínimo de los últimos 22 años. La operadora capitaliza 36.329 millones de euros.

Desde entonces, la acción ha rebotado un 19%. En la sesión del viernes, las matildes subieron un 0,76%, hasta 6,99 euros, si bien llegaron a cotizar por momentos por encima de siete euros. Eso sí, los títulos todavía ceden un 4,6% desde principios de año.

La operadora ha vivido un periodo de intensa actividad en todos los ámbitos, para tratar la confianza de los inversores, perdida en medio de las incertidumbres en países como Argentina, con la crisis económica y política; Reino Unido, ante la posibilidad de un Brexit duro; además de Alemania y España, ante el temor de un endurecimiento de la competencia.

En agosto, el presidente, José María Álvarez-Pallete, reunió a la dirección y pocos días después decidió adelantar la reunión del consejo de administración al 10 de septiembre, para analizar la situación.

La situación era complicada. Pallete y otros directivos, como el consejero delegado, Ángel Vilá, y el secretario general, Pablo de Carvajal, comunicaron la compra de acciones de Telefónica en un intento de mandar un mensaje al mercado de su compromiso con la teleco. Pallete invirtió casi 600.000 euros. En la misma línea, Criteria Caixa, uno de los accionistas de referencia, retomó la compra de títulos de la operadora en plena caída.

En el ámbito corporativo, Telefónica ha impulsado numerosos movimientos de calado durante este mes, entre los que destaca la firma del nuevo convenio colectivo en España, con una aceleración de las negociaciones en las últimas semanas. El CEV contempla un nuevo plan de bajas voluntarias, que podría alcanzar las 4.000 personas, cerca del 20% del total de la plantilla en España.

Además, Telefónica ha retomado la estrategia de adquisiciones, con la compra del 50% del negocio de alarmas en España de Prosegur. La operación está valorada en 300 millones de euros, y la teleco tiene la opción de pagar en efectivo o con las acciones de su autocartera. Con la operación, ambos grupos buscan acelerar el desarrollo del negocio de alarmas en España y evolucionar la oferta de servicios de seguridad residencial.

La estrategia de compras ha estado en un segundo plano en los últimos años, donde el grupo ha trabajado en la reducción de deuda, tanto por la vía orgánica como con la venta de activos no estratégicos. Durante 2019, Telefónica ha anunciado desinversiones valoradas en cerca de 2.000 millones de euros, entre las que destacan las filiales en Centroamérica y los centros de datos.

Además, Telefónica ha empezado a analizar la venta de 50.000 torres de móvil, bien a Telxius, su filial de infraestructuras, bien a otros grupos. Estos activos podrían generar 830 millones de euros en ingresos y 360 millones en oibda.

En el segmento audiovisual, Telefónica anunció una alianza con Atresmedia para la producción de contenidos de ficción en español en todo el mundo. Ambos grupos han firmado un acuerdo de intenciones que culminará con la creación de una compañía, participada al 50% , que producirá y distribuirá series y películas para Movistar+, Atresmedia en incluso terceras empresas, como Netflix, Amazon o HBO.

En el ámbito comercial en España, Telefónica anunció su decisión de eliminar los compromisos de permanencia en todos sus productos de Fusión para el segmento residencial, tanto en nuevas altas como para los clientes existentes.

Brasil

Fuera de España, Telefónica se va a ver favorecida por la aprobación en Brasil de la nueva ley de telecos, que permitirá una mayor consolidación, así como más opciones para vender activos, como torres de móvil y bienes inmobiliarios. Según el banco brasileño ItauBBA, la operadora podría desbloquear activos por un importe superior a 900 millones de euros.

A principios de mes, Pallete viajó a Brasil para reunirse, por vez primera, con el presidente, Jair Bolsonaro. La operadora está pendiente de las posibles ventas de activos que pueda realizar Oi, uno de sus principales competidores, inmerso en una grave situación financiera.

Con respecto a los mercados financieros, Telefónica volvió al mercado de híbridos, con la emisión de 500 millones de euros, en la que alcanzó una demanda de 2.000 millones. Las obligaciones, a ocho años, devengarán un interés fijo del 2,875% anual, el cupón más bajo pagado por Telefónica en un híbrido para un plazo similar.

Normas