Telefónica y los sindicatos firman el nuevo convenio con un impulso al teletrabajo

Vía libre para el plan de bajas que puede alcanzar las 4.000 personas

telefónica convenio
Sede de Telefónica

Telefónica y los sindicatos UGT y CCOO han firmado hoy el nuevo convenio de empresas vinculadas (CEV) para los empleados de las tres grandes filiales nacionales, Telefónica de España, Móviles y Soluciones, que suman cerca de 21.000 trabajadores. El convenio se extiende a Iberbanda, TTP y Tuenti, dado que se han integrado en Telefónica de España y Móviles, y próximamente a la filial televisiva DTS.

El convenio incluye el nuevo plan de bajas voluntarias para los trabajadores de 53 años o más, con 15 años de antigüedad en la compañía.

Entre las novedades de última hora figura un impulso al teletrabajo, una de las demandas de las centrales sindicales. La compañía se ha comprometido a estudiar la posibilidad de conceder un día de teletrabajo a todas las personas comprendidas en el ámbito del CEV. Así, el convenio colectivo de Telefónica contempla que la Comisión Interempresas de Ordenación del Tiempo de Trabajo analizará la posibilidad de establecer un día de teletrabajo para todas aquellas personas trabajadoras que cumplan con los requisitos, especialmente los referidos a la actividad.

A lo largo del año 2020, la empresa desarrollará un sistema informático que permitan recoger de manera automática y uniforme un procedimiento de solicitud, tramitación, autorización y formalización, en su caso, del acuerdo individual, así como las sucesivas prórrogas y el control de los teletrabajadores, con el fin de que este nuevo proceso sustituya a los actuales procedimientos en cada una de las empresas. De todas las fases del procedimiento (solicitud, concesión y denegación y sus causas) se dará información a la representación de los trabajadores.

Con respecto al convenio en su conjunto, tendrá una vigencia de tres años, empezando en 2019, con un año más de prórroga. El CEV establece una subida salarial del 1,5% anual, además del incremento de los vales comida hasta los 11 euros y la progresiva subida de la compensación del turno de tarde a lo largo de la vigencia del convenio. De igual forma, contempla el pago de un plus de 300 euros a cada empleado, de ellos, 150 euros serán consolidables en el salario, para los años 2020 y 2021.

La compañía también ha aceptado una de las reclamaciones principales de los sindicatos, como es el establecimiento de creación de dos empleos nuevos por cada jubilación forzada. La mitad estará reservada a jóvenes, dando entrada así a gente de Formación Profesional. Las jubilaciones forzosas para este año rondan las 120, con lo que la creación de nuevo empleo se acercaría a las 240 personas.

El convenio trae un macroplan de formación para empleados. En una carta a la plantilla, Emilio Gayo, presidente de Telefónica España, destaca la "apuesta decidida por el talento interno a través del mayor plan de reskilling de España, que permitirá el desarrollo de todas las personas trabajadoras en las capacidades clave que se necesitan para competir en el mercado. Además, se potencian los programas de becas Talentum para seguir incorporando talento joven".

La teleco también retiró la movilidad geográfica, e introdujo la garantía de empleo y no segregaciones durante la vigencia del citado convenio.

Con respecto al nuevo Plan de Suspensión Individual (PSI) de contratos, que será voluntario y universal, podrían salir de Telefónica entre 3.000 y 4.000 empleados. Los empleados que se apunten recibirán el 68% del salario regulador, manteniendo el seguro médico con Antares, histórica aseguradora médica de Telefónica, vendida este año a Catalana Occidente. La compañía, además, abonará las cotizaciones de estos empleados de cara a sus futuras pensiones.

El plazo de adhesión al PSI se inició este viernes, con la firma del convenio.

Telefónica llevará a cabo una dotación de 1.600 millones de euros para afrontar el plan. La teleco calcula un ahorro de 220 millones a partir de 2021. Según la compañía, también prevé un efecto positivo en generación de caja desde el primer año.

 

 

Normas