El XC40 de Volvo será uno de los coches eléctricos más seguros, ¿por qué?

El XC40 de Volvo será uno de los coches eléctricos más seguros, ¿por qué?

La seguridad de la baterías, una obsesión para los suecos.

Todos tenemos claro que las baterías son uno de los elementos más volátiles de los coches y que en caso de colisión, pueden ser un foco de problemas. Por eso muchas compañías se afanan por blindarlas y evitar que puedan provocar daños mayores en caso de accidentes.

Volvo es una empresa que, a lo largo de los años, se han granjeado la fama de ser muy segura, no en vano ha innovado siempre en ese campo con algunas patentes que se adelantaron décadas a la estandarización dentro de la industria: el cinturón de seguridad con tres puntos de anclaje en 1959, la silla infantil orientada hacia atrás en 1972 o la protección contra impactos laterales en 1991.

Protección de las baterías frente a impactos

Así que cuando apenas se conocen detalles sobre el futuro coche eléctrico de los suecos, el SUV XC40, ha aparecido una información que nos descubre bien a las claras cuál será la obsesión de los suecos de cara a mantener esos estándares de seguridad en sus vehículos: proteger las baterías.

Disposición de baterías en EV de Volvo.
Disposición de baterías en EV de Volvo.

Tal y como podéis ver por la imagen que tenéis justo encima, la disposición de las baterías en el futuro SUV de Volvo no será muy distinta a la de muchos otros EV que aprovechan el peso de esas pilas para colocarlas en la parte inferior del vehículo y evitar, así, vuelcos gracias a que el centro de gravedad se reduce.

Lo que ya no está presente en la mayoría de vehículos eléctricos es una estructura que desde Volvo denominan como jaula, y que se encarga de proteger las celdas de iones de litio en caso de accidente, generando una zona de deformación capaz de absorber toda la energía del choque.

Al mismo tiempo y al no existir ya un motor de combustión, con el espacio vacío que eso genera tanto en la parte delantera como trasera, se han rediseñado para conseguir distribuir las fuerzas de impacto lejos del habitáculo donde van los pasajeros, para hacerlo todavía más seguro. Por último, el XC40 parece que será "más consciente" de todo lo que le rodea gracias al sistema de cámaras, radares y sensores de ultrasonido que llevará equipados y que, según Volvo, le permitirá anticiparse a cualquier problema o adversidad que podamos sufrir en carretera.

Estaremos atentos a todas las novedades que vayan surgiendo aunque no será hasta el próximo 16 de octubre cuando Volvo levante el telón sobre este XC40 eléctrico del que tanto se viene hablando.

Normas