Volvo quiere que la mitad de sus coches sean eléctricos en 2025

Volvo quiere que la mitad de sus coches sean eléctricos en 2025

La firma se marca un ambicioso objetivo de electrificación de su gama

Cada vez es más evidente que la próxima década será la de la transición del vehículo de combustión a la del vehículo eléctrico. No sólo porque el gobierno haya anunciado su intención de que en 2040 no se vendan coches de motor de combustión, sino porque cada vez son más los fabricantes que se muestran convencidos y ponen planes en marcha para electrificar su gama, que es uno de los pasos clave que deben dar antes de cualquier tipo de transformación. Pues bien, dentro de este contexto, Volvo ha anunciado también sus nuevos planes para electrificar su gama.

Objetivo 2025

El fabricante sueco, que está mayormente controlado por el grupo chino Geely, ha desvelado que la mitad de su gama de vehículos será eléctrica en 2025, lo que supone la mitad del recorrido de cara a una electrificación total de esta gama. Pero no es lo único que ha anunciado Volvo de cara al salón de Los Ángeles que se celebrará la próxima semana, sino que además un tercio de todos esos coches serán autónomos. Este es otro dato importante, porque nos da pistas de por dónde se va a mover el vehículo autónomo en el futuro, y los tiempos que se están valorando para su llegada a nuestras calles.

Volvo

Volvo también está haciendo importantes cambios en la filosofía de la empresa, de hecho han asumido que en el futuro será más importante prestar servicios que vender coches, aunque en principio sea algo que suene a “violines” Por lo que teniendo en cuenta este objetivo, para 2025 deberían ser nada menos que un millón los vehículos de Volvo que cuenten con algún tipo de electrificación. Porque ya no se trata de que la mitad sean eléctricos y la otra mitad de combustión, sino que hablamos de que la otra mitad serán híbridos o híbridos enchufables, lo que al fin y al cabo supone una electrificación casi total de la gama.

A pesar de estas informaciones tan optimistas, lo números de la Unión Europea respecto de la cuota de mercado de coches eléctricos en su conjunto, es de que suponga un total del 20% de las ventas en 2025 y del 35% en 2030. Unos datos bastante poco optimistas si los comparamos con la determinación de algunos gobiernos, como el español, de acabar con el coche de combustión entre 2040 y 2050. Lo que supondría dar un vertiginoso salto en la cuota de ventas del vehículo eléctrico del 35% al 100% en prácticamente una década, algo que parece harto difícil.

Normas