Kronos Homes invertirá 250 millones en un proyecto residencial de lujo en Algarve

El resort tendrá más de 100 villas, 350 apartamentos y un hotel de cinco estrellas

Kronos Homes invertirá
250 millones en un proyecto residencial de lujo en Algarve

Kronos Homes busca protagonizar en Portugal uno de los mayores proyectos residenciales y hoteleros de lujo del país vecino. La promotora española presentó ayer en Lagos, en la zona oeste del Algarve, una de las más vírgenes de la zona, el desarrollo de Palmares Ocean Living & Golf, en el que invertirá 250 millones en un plazo de alrededor de cinco años.

En Palmares, Kronos ha ideado un resort con 450 propiedades a la venta. En concreto, se trata de 103 villas de lujo y 357 apartamentos, además de dos hoteles de cinco estrellas. El primero, de tipología boutique con 20 habitaciones, ya está abierto. El segundo establecimiento acogerá 152 habitaciones y estará operado por una cadena de lujo estadounidense, cuyo nombre no ha sido todavía desvelado.

El desarrollo de Palmares aprovecha como reclamo el campo de golf colindante al mar diseñado por el arquitecto Robert Trent Jones y que en sus escasos años de funcionamiento ya ha recibido los premios más prestigiosos del sector. Esta instalación atrae a 55.000 jugadores cada año. Kronos adquirió en 2017 el campo de golf y el hotel boutique de la instalación a sus primeros promotores, la familia lusa Pinto Coelho (grupo inmobiliario Onyria), que se mantienen en el accionariado como socios minoritarios.

“Esta inversión viene a demostrar la firme apuesta por el mercado luso”, asevera Saïd Hejal, socio fundador de Kronos Homes, quien calcula una cifra de negocio que puede alcanzar los 350 millones con este proyecto.

La promotora ha fichado para Palmares al estudio catalán RCR, ganador del premio Pritzker de Arquitectura en 2017. “Un arquitecto sueña con un lugar que pueda ser referente en el mundo”, destacó Rafael Aranda, fundador de RCR, en la presentación. Este estudio ha sido seleccionado para diseñar el club house, los apartamentos, las villas y, previsiblemente, el futuro gran hotel de cinco estrellas, que arrancará las obras en 2021. Hejal señala que la intención de la compañía es utilizar un mix al 50% de recursos propios y financiación bancaria para levantar el resort.

A nivel comercial, Kronos ha comenzado ya a vender los apartamentos, que tendrán un precio aproximado de entre 380.000 y 750.000 euros. A partir del año que viene comenzará el turno de las villas. En este caso, el comprador tiene dos opciones. Puede adquirir la parcela por si desea su propio diseño de vivienda. En el caso de cada finca, el precio medio es de un millón de euros.

Como segunda opción, Kronos se encargará de construir la otra mitad de las villas, que en ese caso se entregan concluidas a los clientes, siempre con el diseño de RCR. Estos exclusivos chalés costarán entre 2,5 y 3 millones, e incluso un máximo de hasta 5 millones. El perfil del comprador se prevé que sea principalmente del mercado británico y nórdico.

Esta es la cuarta incursión de Kronos en Portugal. Ya en la ciudad de Lagos comercializa el residencial Belmar, otro llamado Amendoeira, también en la zona del Algarve, y, finalmente, viviendas en Lisboa en el área del Parque de las Naciones.

La compañía es una de las nuevas promotoras surgidas en el nuevo ciclo inmobiliario posburbuja. La intención de la empresa, como publicó CincoDías a inicio de año, es cerrar 2019 con un banco de suelo con capacidad para construir 16.000 viviendas.

Detrás del capital de Kronos se encuentran dos socios, Hejal y Perrodo, que son los accionistas que controlan la compañía. No obstante, a diferencia de las otras inmobiliarias con fondos en el capital, la estrategia de Kronos ha sido sumar a diversos inversores privados, fundamentalmente internacionales.

197 hectáreas

Este resort llega para competir como una de las zonas del residencial de lujo de la Península Ibérica. Se ubica frente a la costa de Meia Praia, separado de la playa por el campo de golf de 27 hoyos y sin edificaciones colindantes. Palmares quiere darse a conocer como lujo tranquilo en un entorno casi virgen. De las 197 hectáreas de la urbanización, la densidad de construcción no superará el 5,7%, según la compañía. El terrenos cuenta con una forma natural de anfiteatro, descendiendo 70 metros hasta el nivel del mar, por lo que ofrece vista panorámica a los huéspedes del actual hotel, a las futuras viviendas y al establecimiento que se construya de cinco estrellas.

Normas