Sanción de 300.000 euros a Moreno Carretero por no comunicar su participación en Sacyr

José Moreno Carretero es el segundo accionista con el 8,18% de la constructora

moreno carretero accionista sacyr
José Moreno Carretero, en una imagen de archivo.

La CNMV ha sancionado con 300.000 euros a José del Pilar Moreno Carretero, segundo accionista de Sacyt con el 8,18% del capital, por no haber comunicado su participación en el capital a la CNMV, como exige la ley del mercado de valores. La sanción se divide entre 200.000 euros impuestos a la sociedad patrimonial Beta Asociados, controlada en un 100% por el propio Moreno Carretero, y otros 100.000 euros impuestos de forma directa a éste.

Las multas, ambas de carácter muy grave, han sido publicadas en el BOE de hoy, como corresponde a la obligación de hacer públicas las sanciones de carácter grave y muy grave. La comunicación no da más detalles, pero se refiere a un artículo de la ley del mercado de valores que cita el incumplimiento del deber de información "cuando exista un interés de ocultación o negligencia grave, atendiendo a la relevancia de la comunicación no realizada y a la demora en que se hubiese incurrido".

La sanción se impuso en julio de este año, pero la CNMV no indica en qué fecha se produjeron los hechos. Moreno Carretero entró en el capital de la constructora en 2011, pero en 2017 se convirtió en su principal accionista, con un 15% del capital. Superaba así al grupo Disa (familia Carcelller).

En junio de 2018 la junta de accionistas expulsó a Moreno Carretero del consejo de administración. El mismo día de la junta la CNMV desveló hasta nueve comunicaciones distintas sobre la participación de Moreno Carretero en Sacyr, según el registro de supervisor del mercado, revelando porcentajes de hasta un 16,97% del capital, con un 11,4% a través de derivados.

Los accionistas, a instancias del resto del consejo, forzaron la salida de Carretero "por incumplir sus deberes legales y estatutarios como consejero", después de que el empresario expresara sus diferencias con el resto del consejo e incluso impugnara alguna de sus decisiones en los tribunales. Además se reservó el ejercicio de una acción de responsabilidad social en su contra.

El día de su cese como consejero, el presidente del grupo, Manuel Manrique, subrayó la necesidad de regular el uso de derivados sobre acciones de Sacyr por parte de los consejeros por entender que ésta práctica podría afectar a su valor.

Desde ese momento el ingeniero, procedente de Ferrovial, redujo paulatinamente su posición en la constructora.

Normas