Cataluña recupera más de la mitad de los depósitos fugados tras el 1-O

De los 37.500 millones que salieron han regresado 20.000

cataluña fuga depósitos pulsa en la foto

El desafío soberanista provocado por el referéndum ilegal celebrado en Cataluña el 1 de octubre de 2017 y la inmediata, pero fugaz, declaración de independencia provocaron la salida de miles de millones de euros en depósitos bancarios –a la vista y a plazo– y la decisión de cientos de compañías de trasladar su sede social a otras comunidades autónomas para proteger tanto los ahorros como los negocios.

En tres trimestres se esfumaron 37.496 millones de euros en depósitos de sucursales bancarias en Cataluña, lo que implicó una caída del 19,7% desde los 189.665 millones de euros contabilizados en junio de 2017 hasta los 152.169 millones de marzo de 2018, según los datos del Banco de España. Con la inestabilidad generada por la convocatoria del referéndum, se volatilizaron 5.000 millones en depósitos en el trimestre previo al 1-O, pero fue en los tres meses posteriores a la votación cuando la fuga se agravó (31.399 millones) y continuó en el primer trimestre de 2018 para iniciar la recuperación en el segundo trimestre.

Unos ahorros que poco a poco están regresando a las sucursales bancarias localizadas en Cataluña. Según los datos publicados esta semana por el Banco de España, a junio de este año se han recuperado por primera vez más de la mitad de los depósitos. En concreto, han retornado 20.064 millones de euros en depósitos contando los 4.227 millones del último trimestre.

A falta de escasas semanas para que se conozca la sentencia del Tribunal Supremo sobre el juicio del procés –la decisión se espera para la primera quincena de octubre, coincidiendo con el segundo aniversario de la convocatoria del referéndum ilegal, la recuperación continúa. Esto ocurre tras un otoño de 2017 en el que los ahorradores de la comunidad autónoma, tanto particulares como empresas y Administraciones públicas, optaron por llevarse su dinero a otras regiones, como Aragón y la Comunidad Valenciana, y preservarlo ante una potencial declaración unilateral de independencia.

La fuga de depósitos de Cataluña ha provocado además que la comunidad redujera su peso sobre el total nacional. Frente al 15,38% del total que representaban en junio de 2017 ahora suponen un 13,39%; e incluso llegaron a bajar hasta el 12,7%. En este tiempo, las dos comunidades autónomas vecinas, que en los dos trimestres posteriores al agravamiento del desafío independentista fueron receptoras de depósitos, han tenido un comportamiento dispar. La Comunidad Valenciana es la ganadora, al haber sumado desde junio de 2017 un total de 12.818 millones de euros y más de 4.000 millones desde finales de ese año, donde tienen las sedes sociales CaixaBank y Sabadell. Mientras, Aragón ha perdido 900 millones desde diciembre de 2017.

Nuevo récord en España

El volumen de dinero almacenado en depósitos a plazo y a la vista alcanzó en junio nuevos máximos históricos. Pese a las nimias rentabilidades que ofrecen las entidades financieras por el ahorro en este tipo de productos –la rentabilidad media de los depósitos hasta un año es del 0,04%–, las Administraciones públicas y otros sectores residentes siguen reforzando su apuesta por este activo. En concreto, alcanzan ya los 1,28 billones de euros, un 4% más que a finales del año pasado.

Pese a la política monetaria ultralaxa impulsada por el BCE, que ha dejado en el aire una futura subida de los tipos de interés –su último movimiento fue rebajar la tasa de depósito al -0,5% desde el -0,4%– y que ha impulsado nuevas herramientas para tratar de impulsar la concesión de crédito en la zona euro y hacer frente a la ralentización de la economía, la volatilidad del mercado de renta variable y de deuda ha favorecido el crecimiento del ahorro más conservador: los depósitos y las cuentas a la vista.

En concreto, entre marzo y junio de este año el ahorro en depósitos se incrementó en un 2,2% y registra ya tres trimestres consecutivos de subidas. Todas las comunidades autónomas han incrementado el dinero depositado en el último trimestre con una única excepción: Madrid. La región acumula la mayor cuota de depósitos con respecto al total nacional por efecto de la capitalidad del país, redujo en el último trimestre la cuantía depositada en este activo financiero en un 0,85% (véase despiece). En total, las sucursales bancarias localizadas en la comunidad de Madrid almacenan 360.034 millones de euros en depósitos, casi un tercio del total nacional.

Fuerte repunte de la banca electrónica

La estadística del Banco de España clasifica los depósitos de los hogares, empresas y Administraciones públicas en función de la comunidad, o ciudad autónoma, a la que pertenecen. Más allá, el organismo segrega a la banca electrónica que en el segundo trimestre del año experimentó un fuerte repunte. Los depósitos en banca electrónica crecieron un 23,6% entre marzo y junio, hasta los 46.937 millones de euros. Se trata del mayor aumento de toda la serie estadística que, en este caso, arranca en marzo de 2003.

Un fuerte incremento que desde el Banco de España justifican asegurando que han realizado una reclasificación en la asignación geográfica de los saldos entre la Comunidad de Madrid y la banca electrónica, de ahí la caída registrada en la autonomía. Si bien, el repunte es mayor a la salida vista en Madrid.

Normas