Telefónica vuelve al mercado de híbridos con una emisión de 500 millones

Las obligaciones devengarán un interés fijo del 2,875% anual

Telefónica vuelve al mercado de híbridos con una emisión de 500 millones
Reuters

Telefónica ha vuelto a emitir deuda híbrida perpetua, según señalan fuentes del mercado. En un hecho relevante remitido a la CNMV, la operadora indica que el importe de la operación, realizada a través de Telefónica Europe, ha sido de 500 millones de euros.

La compañía señala que las obligaciones devengarán un interés fijo del 2,875% anual desde la fecha de la emisión hasta el 24 de septiembre de 2027. A partir de entonces, las obligaciones devengarán un interés fijo igual al tipo swap a ocho años más un margen del 3,071% anual hasta septiembre de 2029; del 3,321% hasta septiembre de 2047; y del 4,071% anual a partir de entonces. En cualquier caso, es el cupón más bajo pagado por Telefónica en un híbrido para un plazo similar.

Según fuentes del mercado, la operación ha tenido una buena acogida por los inversores. La demanda ha superado los 2.000 millones de euros, sobresuscripción de más de cuatro veces y cerca de 200 órdenes. "Gracias a esta demanda, se ha conseguido estrechar las indicaciones iniciales en unos 37,5 puntos básicos, de forma que el diferencial respecto al nivel de cotización de secundario es inexistente o incluso negativo", señalan.

Las obligaciones tendrán un importe nominal unitario de 100.000 euros y tendrán carácter perpetuo, si bien serán amortizables a opción del emisor en determinadas fechas. La emisión está dirigida a inversores profesionales. 

Los recursos captados con la operación serán destinados a propósitos generales de la compañía, incluyendo el mantenimiento de la posición de liquidez y la gestión de la cartera de híbridos. La emisión se está realizando en el mercado de Dublín. Los colocadores son HSBC, SocGen, Natwest Markets, MUFG y CA-CIB.

Con esta transacción, la actividad de financiación del grupo Telefónica este año asciende a cerca de 7.000 millones de euros equivalentes y la compañía continúa reforzando su posición financiera. Con esta operación Telefónica aprovecha la oportunidad de emitir en el entorno de tipos bajos, después del anuncio de medidas de estímulo del Banco Central Europeo la semana anterior. La emisión se enmarca dentro del objetivo de pre-financiar los vencimientos futuros, así como gestionar de manera proactiva la base de capital híbrido que posee la compañía, con la intención de mantener a largo plazo el nivel de principio de año de capital híbrido.

Lo cierto es que Telefónica es de las operadoras europeas con mayor actividad en el ámbito de los híbridos. En marzo pasado, la operadora comunicó la recompra de bonos híbridos de dos emisiones con vencimiento en diciembre de 2019 y marzo de 2020 por un importe total de 934,7 millones de euros, frente a los alrededor de 1.300 millones de euros que estaban todavía en circulación en el mercado.

La teleco explicó entonces que el objetivo de las ofertas era, entre otros, "gestionar de forma proactiva la base de capital híbrido del emisor" y ofreció la oportunidad de sustituir los bonos recomprados por otros nuevos con anterioridad a la llegada de las primeras fechas de amortización. Con ese objetivo, pocos días antes, Telefónica había ejecutado una nueva emisión de un híbrido por importe de 1.300 millones de euros sin fecha de vencimiento, pero con fecha de rescate de 6 años y una rentabilidad del 4,375%.

Con estas operaciones, la intención de Telefónica pasaba por mantener un nivel de capital híbrido cercano a 7.000 millones de euros.

Normas