Las farmacéuticas piden agilizar el acceso al medicamento nuevo para invertir en I+D

De media, el sector invirtió en investigación en España el 20% de la cifra de negocios

De izquierda a derecha: Federico Plaza Piñol (director de Relaciones Institucionales de Roche España), Fina Lladós Candela (directora General de Amgen España), Ana Argelich (presidenta-Directora General de MSD España), Humberto Arnés (director general de Farmaindustria) y Juan López-Belmonte (Consejero Delegado de Laboratorios Rovi).
De izquierda a derecha: Federico Plaza Piñol (director de Relaciones Institucionales de Roche España), Fina Lladós Candela (directora General de Amgen España), Ana Argelich (presidenta-Directora General de MSD España), Humberto Arnés (director general de Farmaindustria) y Juan López-Belmonte (Consejero Delegado de Laboratorios Rovi).

Los laboratorios farmacéuticos quieren mantener el nivel inversor de los últimos años en España, que asciende al 20% de su cifra de negocios, y para ello han reclamado a la Administración una mayor rapidez en el acceso al medicamento nuevo por parte de los pacientes. “El acceso es importantísimo ya que la innovación se financia a través de las ventas. Para ello hay que buscar precios competitivos con fórmulas de coste-efectividad que sean buenas. Las autoridades tienen que entender que a través de los precios que se fijan para los medicamentos se está invirtiendo en innovación”, ha valorado Federico Plaza Piñol, director de Relaciones Institucionales de Roche España, durante el XIX Encuentro de la Industria Farmacéutica Española celebrado en Santander.

Precisamente, industria y Gobierno están buscando formas de financiación para garantizar la sostenibilidad del sistema y favorecer la innovación. Desde el sector, las compañías hablan de una “oportunidad histórica” y de un “tren que no puede pasar” para atraer inversiones de las grandes matrices, que a nivel mundial suman 130.000 millones anuales. Según han detallado algunas de las principales farmacéuticas que han participado en el evento, España se encuentra en una posición de privilegio ya que supone el segundo o tercer mercado (solo por detrás de EE UU y China, en algunos casos) por inversión en I+D.

“Cuando tenemos un marco regulatorio estable que podemos planificar y en el que realmente sabemos el retorno que vamos a tener, podemos competir mejor para conseguir esta inversión para España. En el momento que defendemos lo que queremos hacer somos más fuertes que el resto de filiales. Si hubiera un marco regulatorio estable y una conversación ágil con la Administración lograríamos que los fármacos innovadores lleguen mucho antes al paciente que lo necesita”, ha explicado Ana Argelich, presidenta-Directora General de MSD España.

En ese sentido, las compañías alertan de que uno de los criterios para decidir la partida de inversión por parte de las matrices es la agilidad con la que el medicamento saldrá al mercado. “La investigación no tiene sentido si los pacientes no pueden beneficiarse. Hay un aspecto que se trata de llegar a medidas por la que cuando aportamos valor se asegure un acceso que sea rápido. Hay que pensar en modelos de negociación de precio de reembolso que tengan sentido”, ha puntualizado, por su parte, Fina Lladós Candela, directora General de Amgen España.

“Encontramos barreras cuando no nos ayudan en rapidez y en la forma de la financiación de un fármaco. La sanidad es el factor que más cohesiona cualquier sociedad. España ha conseguido que se produzca que cualquier paciente tenga acceso a los mejores medicamentos. Es un valor que se ha ganado y la Administración debe considerar los recursos para que esto se siga manteniendo”, concluyó Juan López-Belmonte, consejero delegado de Laboratorios Rovi.

En la sesión inaugural de encuentro, celebrada este jueves, el presidente de Farmaindustria, Martín Sellés aseguró que la incorporación de medicamentos nuevos no supone un riesgo para la viabilidad del Sistema nacional de Salud, ya que según las previsiones de la consultora IQVIA el sector farmacéutico español crecerá entre el 2% y el 3%. En 2019, la industria tendrá que devolver al Estado 150 millones de euros en el marco del Convenio de Colaboración que mantienen Gobierno y Farmaindustria por el que si el mercado farmacéutico crece por encima del PIB, las empresas deben compensar la diferencia. Será la primera vez desde que entró en vigencia el acuerdo que los laboratorios tengan que ingresar dinero en las arcas públicas.

Normas