España se mantiene como el país más competitivo del mundo en turismo desde 2015

El Foro Económico Mundial destaca el patrimonio natural, cultural y las infraestructuras

Turismo pulsa en la foto

España se mantiene como la potencia turística más competitiva. El Foro Económico Mundial ha presentado esta mañana el ranking que publica cada dos años donde analiza las fortalezas de 140 naciones receptoras de turistas internacionales y en el que España aparece como la nación más competitiva por tercer informe consecutivo (2015, 2017 y 2019).

El estudio remarca que las principales fortalezas de España se centran en la riqueza cultural (donde ocupa la tercera posición dentro de los 140 países analizados), las infraestructuras y servicios para turistas, en especial la elevada planta hotelera (también ocupa el tercer lugar) y la riqueza natural, donde ocupa la novena posición. Pese a ello, el informe remarca que el crecimiento experimentado por España en el indicador de competitividad entre 2017 y 2019 ha sido el más lento de las naciones del sur de Europa. “La nación es el segundo destino más visitado del mundo y ha desarrollado una estrategia económica muy centrada en el turismo, ya que más de la mitad del gasto en materia turística procede de viajeros extranjeros”, remarca. El estudio también identifica los puntos de mejora de la economía española, entre los que destacan los incentivos fiscales para trabajar e invertir, donde ocupa la posición 107 o las regulaciones amenazantes para las empresas (puesto 89).

En un comunicado, la ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto, remarcó que el informe "reconoce la fortaleza de España como destino turístico y el trabajo de todas las administraciones públicas y, especialmente, del tejido empresarial, los operadores turísticos y los trabajadores de un sector clave para la economía española". En paralelo a esa distinción, Maroto recalcó que el Gobierno español ha puesto en marcha la Estrategia de Turismo Sostenible 2030, "con el objetivo de "lograr un crecimiento sostenido y sostenible, apoyado en la mejora de la competitividad y la rentabilidad, en los valores naturales y culturales diferenciales de los destinos"

Entre los diez primeros clasificados solo hay una modificación. Reino Unido pierde la quinta posición en favor de EE UU, muy beneficiado por el efecto beneficioso de la rebaja fiscal a la inversión y al trabajo, que le sitúa como el cuarto país con el ambiente más favorable para hacer negocios, y por el gran avance de la productividad laboral, que le sitúa en primer lugar.

Normas