Cómo controlar con el móvil los procesos febriles de nuestros hijos

Cómo controlar con el móvil los procesos febriles de nuestros hijos

Fever Control es una aplicación para Android realmente útil.

Seguro que en alguna ocasión, cuando nuestros hijos estaban en mitad de un proceso febril, hemos pensado aquello de "por qué no habrá una aplicación para llevar el control de las mediciones de las temperaturas y que nos avise cuando toque darle la medicina". Pues bien, se acabó el apuntar todo en hojas sueltas con el boli porque ya tenemos una alternativa electrónica, al menos para Android.

La app se llama Fever Control y está disponible en la Play Store de forma gratuita aunque, a cambio, tendremos que pagar el peaje de tener publicidad. A pesar de ella, se trata de una aplicación bastante útil para llevar un control actualizado (o histórico) de los episodios que nuestro hijo sufre y que se vuelve esencial en esos momentos en los que la fiebre sube y tenemos que poner todos nuestros sentidos en ellos.

Control avisos e informes

La aplicación, lo primero que nos pide, es crear los perfiles de nuestros hijos poniendo un nombre y una cara. A partir de ahí, cuando llegue el momento en el que alguno tenga fiebre, podremos crear un nuevo episodio para hacer un seguimiento cada vez que le tomemos la temperatura. Así, si le ponéis el termómetro a las 10, creamos un nuevo evento y apuntamos la temperatura, así como el tipo de dolor y la apreciación de si nuestro hijo tiene buena cara. Si lo hacemos a las 12 igual. Y si toca darle la medicina, lo apuntamos también (con nombre y todo del fármaco) y añadimos un recordatorio de la siguiente vez que toca dárselo.

Fever Control para Android.
Fever Control para Android.

Con todos esos datos que vamos tomando, la aplicación nos permite crear un informe para ver cuál ha sido la evolución de la temperatura y, muy importante, en qué momento le dimos la medicina. De esta manera se puede apreciar si le está haciendo efecto y cuánto tarda en bajarle la fiebre. Aunque hay que decir que en este punto, echamos de menos en Fever Control una indicación en la parte inferior de las horas concretas transcurridas.

Gráfico de la evolución de la fiebre de nuestro hijo.
Gráfico de la evolución de la fiebre de nuestro hijo.

Toda esta información queda almacenada en la aplicación y puede ser muy útil cuando vamos al médico a explicarle qué temperaturas ha tenido nuestro hijo y cuándo. Y también, tiene el valor de guardar a lo largo de los años todos esos procesos febriles para ver cuál fue el que tuvo el mayor pico de temperatura, o con qué medicina resolvimos un evento anterior.

Normas