Reino Unido

Johnson abre la puerta a un posible adelanto electoral en Reino Unido

El 'premier' rechaza volver a pedir una prórroga del Brexit a Bruselas, por lo que si esa opción sale adelante en Westminster, se verá abocado a citar a las urnas aunque aclara que es algo que no desea

El primer ministro británico, Boris Johnson, este lunes.
El primer ministro británico, Boris Johnson, este lunes. AFP

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha entreabierto este lunes la puerta a un posible adelanto electoral si su Gobierno es derrotado esta semana en el Parlamento. El líder conservador ha anunciado que "bajo ningún concepto" aceptará pedir una nueva prórroga del Brexit a Bruselas. Pero si esta semana sale adelante en el Parlamento una moción instándole a solicitar una nueva extensión hasta el 31 de enero, entonces no le quedaría más remedio que convocar elecciones anticipadas para eludir el mandato de la Cámara de los Comunes, por mucho que ese resultado no sea de su agrado. 

"No quiero elecciones. Vosotros no queréis elecciones", ha declarado el premier esta tarde a las puertas de Downing Street. Lo ha dicho tras rechazar de plano volver a solicitar otra extensión del plazo de salida a Bruselas y prometer de nuevo que sacará al país de la Unión Europea el próximo 31 de octubre, sea como sea. Con todo, el líder conservador ha asegurado que se estaban dando "progresos" en las negociaciones con Bruselas y que esperaba llegar a un acuerdo con el club comunitario antes del Consejo Europeo de los días 17 y 18 de octubre. Pero según aseguran fuentes de su Gobierno citadas por Reuters, el premier podría citar a las urnas el próximo 14 de octubre.

Para evitar una salida a las bravas en menos de 60 días, un grupo de conservadores rebeldes contrarios a ese escenario podría unirse mañana a la oposición para tratar de sacar adelante una moción que fuerce a Johnson a solicitar una prórroga de tres meses hasta el 31 de enero, si para el 19 de octubre (apenas 12 días antes del divorcio con Bruselas), el Parlamento no ha conseguido aprobar un plan de salida o acuerda seguir adelante con un Brexit duro. 

"Espero que no lo hagan. Pero si lo hacen, cortarían las piernas sobre las que se apoya la posición del Reino Unido (ante Bruselas) y harían que cualquier negociación resulte imposible", ha advertido Johnson en referencia al posible respaldo que obtenga la petición de prórroga, tras calificarla de "sin sentido".

La semana pasada, el líder conservador anunció la suspensión del Parlamento durante cinco semanas, desde el próximo martes 10 de septiembre hasta el 14 de octubre. Un giro que indignó a los diputados opuestos a una salida de la UE a las bravas, ya que el cierre parlamentario reduce considerablemente su margen para tratar de bloquear esa opción. Además la decisión de Johnson produce serias dudas sobre su posible inconstitucionalidad, un punto sobre el que deben pronunciarse los tribunales británicos en los próximos días.

El premier había reunido esta tarde de urgencia a su Gobierno en Downing Street, por lo que se dispararon las alarmas sobre la posibilidad de que solicitara esta semana al Parlamento la celebración de comicios anticipados, previstos en principio para 2022. Para ello, Johnson necesitaría el apoyo de dos tercios de los 650 diputados de la Cámara.

Ante esos rumores, desde la oposición, el laborista Jeremy Corbyn había anunciado que su partido respaldaría la convocatoria de unos comicios anticipados, a pesar de que el último sondeo de YouGov, del pasado 28 y 29 de agosto, sitúa a su formación a 11 puntos de distancia de los Conservadores, con apenas 22% de intención de voto frente al 33% de los tories. Un escenario por el que el ex primer ministro laborista, el veterano Tony Blair, ha llamado a Corbyn a no caer en lo que considera una trampa de Johnson.

Hace dos años, en junio de 2017, la predecesora de Johnson, Theresa May, también decidió convocar elecciones anticipadas para recabar un mayor respaldo en Westminster con el que sacar adelante el acuerdo del Brexit. Una estrategia que se volvió en su contra, ya que los conservadores perdieron la mayoría absoluta en la Cámara y se vieron obligados a pactar con el Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte.

Normas