Estados Unidos baraja emitir bonos con una duración de 100 años

Los inversores de Wall Street no son muy receptivos a este tipo de renta fija

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steve Mnuchin, durante su participación en la cumbre del G7 en Biarritz, Francia.
El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steve Mnuchin, durante su participación en la cumbre del G7 en Biarritz, Francia.

Estados Unidos está sondeando al mercado para emitir bonos con un plazo de vencimiento extra largo.El secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, explicó ayer que "están valorando seriamente" ofrecer deuda pública con una duración de entre 50 y 100 años.

"Si las condiciones son óptimas, puede avanzar que nos aprovecharemos de las buenas condiciones de financiación a largo plazo y las pondremos en marcha", apunto en una entrevista con Bloomberg.

Los bajos tipos de interés para que el Tesoro estadounidense revise su política de emisiones. Algunos analistas consideran que sería una oportunidad idónea para conseguir financiación barata a plazos larguísimos, sin embargo, los inversores de Wall Street no están muy receptivos hacia estos instrumentos.

"Para quien pide el dinero prestado, es genial. Pero para el inversor, supone asumir muchos riesgos que no están lo suficientemente compensados", apunta Linda Beck, directora de renta fija para la gestora de fondos Bailard.

Entre los riesgos implícitos en los bonos a más de 50 años está el de los flujos y reflujos de la demanda a lo largo del ciclo económico. A los compradores de los bonos les pueden resultar atractivos los cupones que ahora ofrecerían, pero en caso de ralentización económica, con la Reserva Federal recortando tipos, la demanda se podría evaporar en los mercados secundarios, lo que aumentaría los costes de financiación del Gobierno para todo tipo de vencimientos.

Este cambio sería un cambio histórico en la política del mercado de tesorería de 14 millones de dólares, que se ha resistido a emitir deuda por más de 30 años, a pesar de que Bélgica, Francia, el Reino Unido, Austria y México han vendido a plazos de vencimiento más largos.

Los cambios en la emisión de bonos del Estado de EE UU ya se han explorado en profundidad con el Tesoro, consultando a inversores y agentes, haciendo hincapié en la emisión regular y predecible para minimizar los costes de financiación. El Tesoro tardó casi tres años en introducir los pagarés de tasa variable, que se vendieron por primera vez en 2014.

El Comité Asesor de Préstamos del Tesoro, un grupo de participantes de la industria que asesora sobre la emisión de deuda pública, está examinando los modelos de emisión y señaló en las actas de su reunión del 31 de enero que las estrategias a largo plazo habían funcionado mejor históricamente en medio de la subida de los tipos de interés. El mercado de bonos espera que la Reserva Federal aumente las tasas de interés este verano y más adelante este año.

Normas