Adiós a los robos keyless: Volkswagen instalará tecnología UWB en su ID.3

Adiós a los robos keyless: Volkswagen instalará tecnología UWB en su ID.3

Las banda ultra ancha (UWB) es la respuesta a los problemas de seguridad.

Los famosos robos de coches en apenas 30 segundos por culpa del agujero de seguridad que suponen los sistemas keyless, es decir, aquellos en los que no tenemos que sacar la llave del coche del bolsillo porque el vehículo se abre solo cuando nos acercamos, pueden tener los días contados si la tecnología UWB (banda ultra ancha) se populariza entre los fabricantes.

De momento, ha sido Volkswagen la que ya ha anunciando que, para el próximo salón del automóvil de Frankfurt, va a presentar su primer vehículo que incorporará esta tecnología que permite, entre otras cosas, poner muchísimo más difícil la posibilidad de un robo del tipo keyless. ¿Y qué coche será el agraciado? Pues todo parece indicar que su primer vehículo eléctrico, el famoso ID.3.

Localización como si fuera un GPS

Lo primero que hay que decir es que esta UWB trabaja en el espectro de frecuencias de los 6-8,5 GHz, a diferencia de las Wifi de nuestra casa que, actualmente, ocupan el rango de 2,4 a 5 GHz. Eso le permite viajar mucho más rápido y utilizarse de forma precisa para situar la ubicación de cualquier dispositivo equipado con un chip compatible.

Tecnología UWB para evitar robos keyless.
Tecnología UWB para evitar robos keyless.

Como señalan desde Forbes, podrían instalarse chips UWB en las cuatro puertas, en el maletero y en la propia llave del coche para determinar con una exactitud de más-menos 1cm. cuál es la situación respecto del vehículo del mando a distancia, utilizando técnicas de triangulación al estilo del GPS. De esta forma, aunque el vehículo sufriera un ataque keyless, no abriría las puertas al no detectar que la lleva está dentro del rango de su normal funcionamiento. Además, el sistema de envío encriptado de esas señales reforzaría todavía más las medidas de seguridad.

Otras aplicaciones

Pero ahí no acaban las aplicaciones de este UWB en los coches. Por ejemplo, también hablan de instalar estos chips dentro de las sillas de los niños para que, cuando las acplamos al asiento, el coche sea capaz él solo de detectarla y desactivar el airbag para evitar problemas. Y es que una de las grandes ventajas que tiene esta tecnología es la velocidad de respuesta.

Mientras otros sistemas de conexión como el Bluetooth LE puede ofrecer unos tiempos de hasta 2 segundos, en el caso de la UWB apenas llega a los 2-3 milisegundos, lo que facilita la comunicación entre dispositivos de una manera que casi podemos calificar como de en tiempo real.

Normas