El PD y M5S sellan un acuerdo para formar Gobierno en Italia

El bono a 10 años baja del 1% ante el posible acuerdo de coalición que evitaría nuevas elecciones

conte italia
El primer ministro italiano, Giuseppe Conte. AP

El Partido Democrático (PD), la formación de centroizquierda italiana, y el antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S) han logrado aparcar sus profundas diferencias para sellar un acuerdo de Gobierno que agote la legislatura en el país. Ello evitará convocar elecciones anticipadas en otoño en un momento en el que la ultraderechista Liga de Matteo Salvini lidera los sondeos. Ante la posibilidad de que prosperara el acuerdo, la deuda italiana marcaba hoy mínimos históricos en todos los plazos y el bono a 10 años ha perdido por primera vez el 1% de rentabilidad.

El líder del PD, Nicola Zingaretti, ha anunciado esta tarde el apoyo de su formación para formar un Gobierno de coalición con el M5S que esté liderado por el recién dimitido Giuseppe Conte, un extremo que también ha confirmado horas después el dirigente del M5S, Luigi di Maio, ambos al término de sus respectivos encuentros por separado con el jefe del Estado, Sergio Mattarella.

"Amamos a Italia y consideramos que merece la pena intentar esta experiencia [...] Queremos poner fin a la etapa del odio, rencor y miedo", ha declarado Zingaretti, mientras que el líder de la formación antisistema ha asegurado que "no hay soluciones de derecha o de izquierda, sino
solo soluciones" para los problemas de los italianosTras finalizar la ronda de contactos, Mattarella convocará este jueves a Guiseppe Conte para encargarle que forme un nuevo Gobierno.  

La formación antisistema reclamaba que fuera Conte, abogado independiente pero cercano al M5S, quien volviera a ocupar el puesto de primer ministro, cargo que ya ostentó en el último año y medio y del que acabó dimitiendo la semana pasada tras saltar por los aires el Ejecutivo formado por Salvini y Di Maio. Su nombramiento, uno de los principales escollos en las negociaciones con el PD, amenazaba con frustrar el acuerdo, razón por la que la formación de centroizquierda ha terminado por ceder. 

"Hemos explicado al presidente que hemos aceptado la propuesta del M5S de indicar el nuevo primer ministro. Su nombre ha sido indicado por el Cinco Estrellas en estos días", ha anunciado Zingaretti sin mencionar Conte, tras detallar que en los últimos días los dos partidos se habían puesto a diseñar un programa político conjunto que ofrecer al jefe del Estado. 

Pero todavía quedan serios escollos por ver quién ocupará el puesto de vicepresidente, así como el gabinete de ministros, nombres que probablemente se decidirán en los próximos días. En todo caso, tras eliminar el veto a Conte, los de centroizquierda reclaman para sí la elección del número dos del Ejecutivo, cargo que también aspira a ocupar Di Maio. "Tenemos un problema serio. No podemos ir a un Gobierno en el que el primer ministro y el vicepresidente sean del mismo partido", afirmaba esta mañana el exponente del PD Andrea Orlando.

Zingaretti también avanzó que ambas formaciones han encontrado puntos comunes en asuntos como potenciar un crecimiento económico basado en la legalidad y la protección del medio ambiente, y la aprobación de políticas económicas que fomenten la igualdad social, territorial, generacional y de hombres y mujeres. En julio, Italia se libró finalmente de enfrentarse a una multa de 3.500 millones de euros por parte de Bruselas por no rebajar lo suficiente su abultada deuda pública y no querer ajustarse a las reglas de control presupuestario que exige la UE.

A los obstáculos en torno a los nombres del próximo Ejecutivo y al plan de Gobierno se suma un tercer escollo: la semana que viene, el M5S tendrá que someter el acuerdo que alcance con el centroizquierda a la aprobación de sus bases, una gran mayoría de ellas contrarias al PD.

Normas
Entra en El País para participar