Un mercado estimulante para la deuda corporativa

Será una forma de compensar las penalizaciones que ya han empezado a aplicar las entidades financieras por los depósitos

La estimulante situación del mercado de renta fija, a coste prácticamente cero y con una elevada demanda para los emisores de alta calidad y buen calificación, abre unas muy interesantes posibilidades de financiación a las empresas que estas harían muy bien en no desaprovechar. Los planes de mejora de los costes financieros y la optimización de la deuda, una constante en las empresas que velan por la calidad de sus cuentas, pueden sacar partido con acierto del actual escenario. Pero también los planes de inversión, modernización, crecimiento y ampliación a nuevos mercados pueden beneficiarse de un marco tan inédito como aprovechable.

Esa es la razón por la que los bancos de inversión están preparando con más esmero del habitual la apertura de la temporada de emisiones en España, hasta el punto que todo indica que con el próximo septiembre se avecina una avalancha de propuestas en deuda corporativa para los inversores.

La situación del mercado es tal que empresas con nota de deuda triple B, como Telefónica, Naturgy, Abertis, Amadeus, Colonial, Merlin y otras, que además son líderes o tienen un elevado peso en sus respectivos sectores, tienen la puerta abierta para poder financiarse incluso a tipos negativos a partir de la próxima semana. Sin ir más lejos, ayer mismo la multinacional Siemens colocó bonos a dos y cinco años con tipos de interés negativos, y la semana pasada lo hizo la también alemana Eon.

El momento es decisivo. Las compañías de las citadas características tienen la oportunidad nunca vista de vender deuda a precios también desconocidos por lo bajo. Con el rendimiento en negativo, a través de un cupón al 0% y una amortización al 100% del nominal, después de haber realizado su venta por encima, será la fórmula que podrán emplear, según explican los expertos. El rendimiento de la emisión de Repsol de finales de julio puede servir como ejemplo: está en el 0,11% cuando el inicial fue del 0,25%.

Ganar dinero con las emisiones tiene además un segundo aspecto que las empresas también tendrán muy en cuenta, porque será una forma de compensar las penalizaciones que ya han empezado a aplicar las entidades financieras por los depósitos, de manera que la liquidez no suponga un trastorno. Las emisiones de bonos de estas características, además de convertirse en una herramienta clave para amortizar deuda bancaria, también se pueden desarrollar como un mecanismo para el crecimiento y financiar adquisiciones.

 

Normas