Norges Bank aconseja a su fondo soberano invertir más en EE UU y menos en Europa

El Ministerio de Finanzas prevé tomar una decisión al respecto "esta primavera"

Sede del Banco de Noruega que gestiona el Norges Bank en Oslo
Sede del Banco de Noruega que gestiona el Norges Bank en Oslo

Norges Bank, el banco central noruego, ha recomendado que el Fondo Global de Pensiones del Gobierno de Noruega invierta más en acciones de empresas de Norteamérica y menos en empresas europeas, según una carta remitida por la institución al Ministerio de Finanzas del país escandinavo. Este será el encargado de adoptar una decisión definitiva sobre la distribución geográfica de la cartera del vehículo inversor, que invierte en el exterior los ingresos públicos procedentes del gas y el petróleo. 

"El consejo de Norges Bank aconseja que la distribución geográfica debería ajustarse aún más, aumentando el peso de las acciones en Norteamérica y reduciendo el peso de las acciones en los mercados desarrollados europeos", recomienda el banco central noruego. Estas declaraciones surgen como respuesta a al Ministerio, que ya pidió su asesoramiento el año pasado. 

La administración ha declarado este martes que presentará una respuesta en “la primavera de 2020” y que en el caso de darse un cambio, se aplicará gradualmente.

En el segundo trimestre de 2019, la inversión en renta variable, que suponía el 69,3% de la cartera del fondo noruego, reportó a la entidad una rentabilidad del 3%. En concreto, el peso de las acciones de empresas norteamericanas era del 41,8%, y las inversiones en empresas del Viejo Continente representaban el 33,4% de la posición del fondo en renta variable, mientras que las de Asia y Oceanía alcanzaron el 21,9%.

El instituto emisor noruego recuerda que durante los últimos 25 años, las acciones norteamericanas han proporcionado al fondo soberano de Noruega un retorno anual del 9,9%, frente al 8,3% de las acciones de mercados desarrollados en Europa, el 5% del resto de mercados desarrollados y el 6,7% de las acciones de mercados emergentes.

El fondo soberano noruego ha asignado un mayor peso en Europa para adaptarse mejor a los flujos comerciales de noruega, pero esto ha sido cuestionado ya que se ha perdido los mayores retornos en los mercados estadounidenses que en 2018 superaron los 220 millones de euros de rentabilidad. Un cambio en este balance supondría aprovechar estos beneficios que parten de los gigantes tecnológicos americanos como Microsoft, Apple, y Amazon.

Equilibrar el peso en la cartera

"Como resultado, el fondo tiene una participación mucho mayor en compañías de mercados desarrollados europeos que en Norteamérica", reconoce la institución, que atribuye esta postura a la necesidad original de cubrir el riesgo de divisa, aunque considera que en la actualidad "ya no existe base para una concentración tan fuerte de inversiones en Europa".

Norges Bank subraya que su respuesta representa "consejos y valoraciones, no decisiones", añadiendo que su recomendación no refleja ninguna opinión particular sobre la futura rentabilidad de regiones o mercados y que será el Ministerio de Finanzas de Noruega el que decida sobre la distribución geográfica de las inversiones del fondo.

Entre los meses de abril y junio, el fondo de pensiones noruego logró una rentabilidad del 2,95%, frente al rendimiento del 9,1% de los tres primeros meses del año, pero por encima del 1,83% del segundo trimestre de 2018, lo que permitió un retorno de 256.000 millones de coronas noruegas (25.737 millones de euros).

Desde su fundación en 1998, el fondo noruego ha logrado una rentabilidad media del 5,91%, que alcanza el 8,83% en el curso de los diez últimos ejercicios.

Normas
Entra en El País para participar