Todos ganan con la venta del fármaco contra la psoriasis Otezla

Se supone que facilitará la compra de Celgene por parte de Bristol-Myers

Logo de Bristol-Myers Squibb.
Logo de Bristol-Myers Squibb.

El jefe de Bristol-Myers S­­­quibb, Giovanni Caforio, puede suspirar aliviado. La firma, valorada en 76.000 millones de dólares al cierre del viernes, sigue queriendo comprar Celgene, por casi esa misma cantidad. Para suavizar la revisión antimonopolio de EE UU, su objetivo puso en el mercado el tratamiento superventas contra la psoriasis Otezla. Se lo ha llevado Amgen, por unos inesperadamente altos 13.400 millones.

Otezla es una rareza: un superventas relativamente joven disponible en una venta limpia. Sin embargo, pese a aportar 1.600 millones de ingresos en 2018 y un sólido crecimiento –de dos dígitos, calcula Amgen– los analistas no pensaban que alcanzaría los 10.000 millones. Incluso eliminando el valor actual de los beneficios fiscales futuros, Amgen pagará 11.200 millones. Es una reivindicación parcial de la premisa de Caforio para el acuerdo que firmó en enero para comprar Celgene por 74.000 millones: que su cantera de fármacos estaba infravalorada.

El anuncio de la venta de Otezla permite además a Bristol-Myers adelantar la fecha prevista de cierre de la compra de Celgene, que se había retrasado desde el tercer trimestre de 2019, cuando se anunció originalmente, hasta principios de 2020; ahora su objetivo es finales de este año. Se supone que ahora la Comisión Federal de Comercio de EE UU permitirá el trato, y la compra de Otezla por parte de Amgen. Ambas parecen confiar en ello, aunque la administración Trump está lejos de ser predecible.

Amgen tiene un balance conservador y puede permitirse comprar Otezla con efectivo. Además, parte del alto precio se compensa con lo que equivale a una bonificación fiscal. El CEO, Robert Bradway, considera que la inversión será más rentable que el coste del capital de su empresa, lo que supone una mejora con respecto al enfoque habitual en el beneficio por acción.

Las acciones de Bristol-Myers, Celgene y Amgen subieron en Bolsa con la noticia. Esta vez puede estar justificado interpretar la venta de Otezla como un win-win-win (todos ganan). Para Caforio, sin embargo, es solo la primera gran prueba de su ambiciosa compra.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas
Entra en El País para participar