¿Qué influirá esta semana en los mercados? Seis claves a vigilar

El Ibex se dispone a digerir las conclusiones de Jackson Hole y el G7 tras cuatro semanas consecutivas de caídas

¿Qué influirá esta semana en los mercados? Seis claves a vigilar
EFE

Los mercados se despedían de la semana con un nuevo jarro de agua fría procedente del frente comercial, comenzando a asimilar los mensajes de Powell en Jackson Hole y pendientes de la cumbre del G7 en Biarritz. La respuesta china a los aranceles que Trump anunció a principios de agosto se tradujo en un repunte de tarifas que Pekín aplicará sobre productos estadounidenses valorados en 75.000 millones de dólares, lo que causó a su vez una nueva réplica en la misma dirección por parte del presidente de EE UU. En medio de una enorme volatilidad, el Ibex terminó dejándose un 0,24% en la que fue su cuarta semana consecutiva en negativo. En el mes de agosto, el selectivo acumula un retroceso del 3,57%. En los próximos cinco días, los inversores terminarán de digerir las conclusiones de Jackson Hole y de Biarrtiz, pero sobre todo, observarán con lupa cualquier movimiento relacionado con la guerra comercial.

Jackson Hole

Powell no cedió a las presiones de Trump. El presidente de la Reserva Federal dejó la puerta abierta a una nueva bajada de tipos de interés en septiembre que el mercado ya daba por descontada, pero no sugirió que vaya a ser tan brusca como desearía el mandatario estadounidense (Trump quiere los tipos de interés entre el 1% y el 1,25%) ni dibujó una agenda concreta de futuras bajadas. 

Cumbre del G7

El brexit y las tensiones comerciales han sido los asuntos estrella del encuentro. El primer ministro británico, Boris Johnson, aseguró que no quiere en absoluto un brexit duro, pero la cumbre ha dejado pocos cambios para evitarlo y la ruptura a las bravas cada vez se perfila como la opción más probable a medida que se acerca el 31 de octubre. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, se mostró abierto a escuchar las propuestas de Johnson, pero una vez más volvió a insistir en que el pacto de salida no se modifica.

En el frente comercial, Donald Trump, molesto con Macron por los impuestos que Francia planea aplicar sobre las tecnológicas estadounidenses, amenazó con poner "unos aranceles nunca vistos" al vino francés. El acuerdo comercial con Mercosur prosigue en el aire debido a que la oposición de Francia por los incendios en el Amazonas permanece sin cambios tras el G7.

En el lado positivo, EE UU cerró las negociaciones de un nuevo acuerdo comercial con Japón que permitirá aumentar la exportaciones agrícolas estadounidenses al país asiático e impedirá la entrada en vigor de los aranceles sobre los vehículos de fabricación nipona. 

Macroeconomía

Con la desaceleración económica y el fantasma de la recesión en la cabeza, esta semana se conocerán nuevos datos de clima económico y confianza. El lunes Alemania da el pistoletazo de salida con el índice IFO de confianza empresarial. El mismo día se esperan en EE UU el índice de actividad de la Reserva Federal de Chicago y las entradas de pedidos de bienes de consumo duraderos. El martes se publica la confianza de los consumidores de la Conference Board para EE UU, que aunque firme hasta el momento, los analistas esperan que entre en retroceso de forma inminente por los efectos del conflicto comercial.

Mientras que el miércoles no se esperan grandes referencias más allá de la balanza comercial de España, el jueves los índices PMI manufactureros y de servicios del mes de agosto servirán para medir el clima económico en Europa. Cerrarán la semana el viernes los precios al consumo de la zona euro, el índice GfK de confianza de los consumidores para el Reino Unido y el índice de gestores de compras de Chicago para EE UU. "La confianza de los consumidores lleva tiempo decayendo y no es de esperar que se invierta esta tendencia y después de una serie de caídas en el índice de gestores de compras de Chicago, todos esperan ahora una recuperación, lo que deja margen para las decepciones", señala Hans-Jörg Naumer, director global de mercados y analista especializado de Allianz Global Investors.

Divisas

La futura bajada de tipos en septiembre debilitó el viernes al dólar respecto al resto de divisas. En el caso del euro, la moneda comunitaria se alejó ligeramente de mínimos de 2017 y el tipo quedó en 1,114 dólares por cada una. La libra británica alcanzó los 1,226 dólares.

Renta fija

La curva de tipos está a punto de darse la vuelta por tercera vez en el mes de agosto, lo que junto a la gran cantidad de deuda en negativo, se interpreta como una clara señal de alarma. La rentabilidad del bono estadounidense a 10 años quedó el viernes en 1,535% frente al 1,533% del bono a dos años. En Europa, las rentabilidades no levantan cabeza y el bono español está en 0,138%.

Volatilidad

El índice CISS, con el que el BCE mide el estrés sistemático en el sistema financiero, ha repuntado ligeramente. Según Hans-Jörg Naumer, esto se debe sobre todo a la mayor volatilidad de los mercados de renta variable y de renta fija. "Desde el punto de vista técnico, los indicadores de fuerza relativa apuntan a una situación neutra o de ligera sobreventa", dice el experto.

Normas