Pinturas Jose Antonio García, cinco generaciones dando color a Valencia

Han participado en obras emblemáticas como el puente de Calatrava o la Ciudad de las Ciencias

Pinturas Jose Antonio García
Establecimiento de Pinturas Jose Antonio García.

Quizá el nombre no sea lo más original de esta empresa, pero no se dejen llevar por las apariencias. Esta compañía es más que una simple enseña dedicada desde hace 50 años a todo tipo de pinturas, revestimientos y materiales auxiliares (masillas, parqué…), además de a la maquinaria necesaria para su aplicación.

Se trata de una empresa con larga tradición familiar, muy creativa, que investiga y que generación tras generación de Garcías ha sabido superar los años de crisis y aprovechar los retos para diseñar nuevas soluciones para sus clientes hasta convertirse posiblemente en la empresa más representativa de comercialización de pinturas y materiales auxiliares del Levante español.

“Ofrecemos un servicio muy especializado que requiere de grandes conocimientos técnicos. Por eso nuestro público en gran parte es profesional, desde ingenieros, arquitectos, técnicos, aplicadores, constructoras, entidades públicas, comunidades de propietarios...”.

No obstante, se dirigen a todo tipo de clientes; de hecho, “los particulares también se sienten muy cómodos cuando acuden a nuestras instalaciones y reciben un asesoramiento personalizado por parte de nuestro equipo”, asegura José García, gerente de la compañía.

La investigación y la innovación ya no son una opción: es algo innegable para las empresas actuales

José García, gerente

Han participado aportando suministros, asesoramiento técnico y supervisión en obras tan emblemáticas de Valencia como el puente de Calatrava o la Ciudad de las Ciencias, así como en edificios tan significativos como el de Apple (de la calle Colón), Veles e Vents (en el puerto) o las Torres (de Serrano).

Hablamos de una empresa que ha desarrollado toda su historia en la Comunidad Valenciana, donde fue fundada y desde la que se siguen tomando todas las decisiones, incluida la de crecer fuera. En concreto, en África, a través de “nuestra nueva fábrica en Argelia, donde ya hemos fabricado nuestros primeros productos y estamos dando los primeros pasos de la estrategia comercial”.

Quinta generación

Para sus orígenes hay que remontarse a comienzos del pasado siglo. Por entonces, el primer Jose Antonio García comenzaba su andadura en la fabricación y comercialización de pinturas. En el año 1940 el nieto del fundador asumió el negocio familiar. Como único empleado fabricó y vendió sus propias pinturas en un taller ubicado en la calle Na Jordana, en la ciudad de Valencia.

La cifra

Tkrom
Cuentan con una marca propia de pinturas, Tkrom.

45 millones de euros es la facturación prevista para el ejercicio 2019. Con una plantilla de 45 empleados, son socios de la planta Eupinca, donde fabrican todos los productos de su propia marca Tkrom, y también de la central de compras Anadeco. Asimismo, participan en Expert Pinturas (Castellón), Aralia Dinamic, Tkrom Argelia y Socmac (Camerún). Entre todas las organizaciones, estiman que los ingresos este año ascenderán a 45 millones de euros.

Otro hito llegó en el año 1966, cuando se produjo el cuarto y crucial relevo generacional. Jose Antonio García Alonso, asumiendo la gerencia, y Antonia Hernández, atendiendo al público, “aportaron una nueva dimensión al negocio mucho más técnica y plural: ya no se trataba de fabricar y vender; sino de comercializar también productos de otras industrias. Este nuevo rumbo es el que nos convertiría en una empresa especializada, cualidad que le distinguirá y convertirá en un referente dentro del sector de la pintura”, explican desde la compañía valenciana.

El 24 de febrero de 1984 se convirtió en sociedad limitada y durante la década de los noventa se produjo la paulatina incorporación de la quinta y actual generación de Garcías.

Quince años después, en 2005, se materializó el relevo de los tres hermanos. Hoy, José, Antonio y María García Hernández dirigen la organización empresarial, compuesta actualmente por diez establecimientos situados estratégicamente en la provincia de Valencia.

La primera tienda la inauguraron, hace ya 50 años, en 1969, en la calle Cardenal Benlloch. Y en 2007 estrenaron su modelo de franquicia, “donde la esencia de marca y cultura de la organización permanece intacta”, y que se ha traducido en cinco establecimientos situados en las localidades de Requena, Benetússer, Bétera, Cheste y Paterna.

‘App’ y fidelización

Pinturas Jose Antonio García

Otros canales. Lanzaron una aplicación móvil en diciembre de 2014 y también cuentan con una tarjeta de fidelización por puntos desde hace unos siete años. “Actualmente está funcionando muy bien, el número de afiliados aumenta constantemente; nuestros clientes quedan muy satisfechos y estamos en proceso para implantar dentro de poco novedades asociadas a la tarjeta. Queremos que nuestros clientes se sientan partícipes del proyecto y formen parte de nuestro club”, resalta Gino Russo, el responsable de marketing de Pinturas Jose Antonio García.

Pero no todos estos años han sido fáciles. La crisis general que afectó sensiblemente a la construcción disminuyó la carga de trabajo. No obstante, “opinamos que estos son los momentos ideales para mirar más allá de nuestras fronteras, momentos que nos sacan de nuestra zona de confort y nos hacen pensar en nuevas ideas de valor, estrategias de crecimiento, como dirigirnos a nuevos mercados y desarrollar nuevos productos y diversificar; momentos en los que, en lugar de reducir recursos humanos, los mantenemos para innovar y pensar de cara al futuro”, resumen desde Pinturas Jose Antonio García.

Decidieron probar un nuevo mercado, el africano; nuevos desarrollos de productos (carriles bici, fotoluminiscentes o árido antideslizante) y diversificar, lanzando una nueva patente para ayudar a cuidar y mantener vivas instalaciones tipo estadios o pabellones preparados para acoger espectadores.

Se trata de un producto, el Stadium Paint Design, que hace más resistentes y duraderos los asientos, que se empezó a aplicar en el estadio de Mestalla y que luego se ha aplicado en el Santiago Bernabéu o en el Vicente Calderón, en Madrid.

Es más, con los años, la innovación se ha convertido en seña de la casa, ya que, según José García, “creemos que la investigación y la innovación ya no es una opción: es algo innegable para las empresas actuales y del futuro. Sin embargo, no significa adquirir solo nueva tecnología, ideas o métodos, sino descubrir nuevos caminos y formas de hacer las cosas. Es incluso modificar modelos de negocio y adaptarse para obtener mejores productos y servicios”.

No tienen asignada una partida fija a I+D, invierten según las necesidades de cada proyecto. “Lo que tenemos muy claro es que nunca hay que dejar de invertir recursos en este aspecto”.

Innovación junto a la Universidad Politécnica

Estadio de Mestalla
Estadio de Mestalla, donde se aplicó su producto conservador de asientos.

Vera Castelló

La empresa presentó recientemente uno de sus últimos desarrollos a los Premios CincoDías a la Innovación Empresarial.

Se trata del producto Aquagrip, una alternativa que busca mejorar los sistemas de pavimentación actuales, evitando encharcamientos o excesiva acumulación de calor.

Su utilización está pensada para los carriles bici, pistas de atletismo o núcleos urbanos, “el cual estamos seguros de que va a ser un éxito, habiendo obtenido unos primeros resultados asombrosos en obra”, resalta el gerente de la empresa, José García. Se trata de un artículo creado y patentado por Jose Antonio García Pinturas en colaboración con la Universidad Politécnica de Valencia.

Sin embargo, no es la primera vez que se colabo­ra con la institución educativa. De hecho, desde que desarrollaron hace 13 años las primeras investigaciones sobre los asientos de instalaciones deportivas de gran afluencia –el mencionado Stadium Paint Design–, “hemos mantenido colaboraciones y una relación muy estrecha con entidades que comparten con nosotros los mismos intereses y dedican parte de sus recursos y tiempo al campo de la investigación e innovación, como es la Universidad Politécnica o el centro tecnológico Ainia”.

Normas