Los millonarios daneses afrontan intereses negativos en sus cuentas

La asociación de banqueros ha pedido ayuda a la autoridad financiera para poder lidiar con el impacto a largo plazo de los tipos negativos

Los millonarios daneses afrontan intereses negativos en sus cuentas
Pixabay

Hace un par de semanas Dinamarca invirtió por primera vez los roles de prestamista y comprador al ofrecer hipotecas con intereses negativos donde el cliente en vez de abonarlos los cobraba.

Esta mañana, el mismo banco que ofreció este préstamo hipotecario para compra de vivienda a 10 años con un interés del -0,5% ha comunicado su intención de aplicar intereses negativos a los grandes clientes.Esto supondría que los clientes más ricos del banco danés tendrían que pagar una tasa al prestamista por guardar el dinero en sus establecimientos.

El CEO de Jyske Bank, Anders Dam ha señalado los problemas que las tasas negativas están causando en su economía. “Nosotros siempre habíamos pensado que las tasas negativas eran algo temporal. Ahora parece que van a ser algo más permanente.” afirmó en una entrevista publicada en la página web de la entidad.

Como resultado, los clientes que posean un depósito mayor de 7,5 millones de coronas (entorno a un millón de euros) tendrán que afrontar intereses a partir de diciembre. Según un comunicado del banco, la tasa puede ser negociada, pero si no se llega a un acuerdo tendrá que ser del -0,6%. La decisión parte de que Jyske Bank “tiene un excedente de depósitos personales y suponen grandes inversiones” según comunica la entidad.

La preocupación de los banqueros daneses

Los bancos en Dinamarca han luchado contra estas tasas por más tiempo que otros países europeos ya que el banco central registró la primera caída por debajo de 0 en 2012.

La asociación de banqueros en Copenhague ha pedido ayuda a la autoridad financiera para poder lidiar con el impacto a largo plazo de los tipos negativos. Han pedido al Banco central danés la posibilidad de guardar allí los excesos de efectivo con un interés del 0%. Actualmente estas instalaciones permiten únicamente los depósitos por debajo de 30 billones de coronas (3 millones de euros).

La Autoridad Danesa de Supervisión Financiera (FSA) ha advertido que las tasas bajas van a incentivar a los clientes a pasar su dinero de los depósitos a productos de inversión que vienen acompañados de impuestos altos. El regulador advirtió a principios de verano que no toleraría tarifas excesivas tras haber sorprendido al banco más grande de Dinamarca, Danske Bank, obligando a sus clientes a pagar de más.

Danske ha comunicado su decisión de impedir que las tasas negativas afecten a sus clientes y ha rechazado el modelo suizo, que tiene los tipos negativos más bajos del mundo.

Normas