Blinda tu cuenta de Google activando la verificación en dos pasos

Blinda tu cuenta de Google activando la verificación en dos pasos

Es una medida de seguridad obligatoria para evitar problemas.

Cierra los ojos por un momento y piensa que alguien tiene acceso a tu cuenta de Google: Gmail, Mapas, Fotos, Drive, música, películas, Play Store, Documentos, Hojas de cálculo, Presentaciones... la lista de servicios es infinita, y no entramos a contabilizar las muchas webs donde nos logueamos a diario con esa misma cuenta de los de Mountain View.

Da miedo imaginar que alguien pueda entrar ahí y, no ya cotillear en lo que guardamos, sino lucrarse estafando a los demás aprovechando que se hacen pasar por nosotros. Por ejemplo, vendiendo con nuestro usuario de eBay (cuyo mail es el de Gmail y al tener acceso pueden resetear la contraseña) productos que no existen, cobrando el dinero y marchándose para dejarnos a nosotros todo el problema (caso real). Así que toca tomar medidas... ¡urgentes!

Dos pasos de seguridad que tranquilizan

Es para esas cuentas importantes que la verificación de dos pasos se inventó y, cuando tenemos tanto guardado en Google, es casi una obligación tenerlo todo bien atado. Así que si no lo habéis hecho todavía, acceded aquí y empezad el proceso cuanto antes.

Tened en cuenta que esta verificación de dos pasos puede realizarse de muchas maneras. La más sencilla es instalando la aplicación de Google en nuestro smartphone iOS o Android para que, siempre que alguien quiera acceder a nuestra cuenta nos pregunte si somos nosotros los que estamos haciéndolo. En caso afirmativo pulsamos en "Sí" y listos (imagen inferior).

Verificación dos pasos con la aplicación oficial de Google.
Verificación dos pasos con la aplicación oficial de Google.

Además de ese método, podemos activar el Authenticator de Google que nos permite generar un código exclusivo que solo nosotros podemos ver y que caduca cada pocos segundos. Otra opción son los SMS a través del teléfono móvil que tengamos dado de alta en la cuenta, pero ya os avisamos de que tendrá un coste, pequeño, pero lo tendrá.

Existe una cuarta posibilidad, que es la de adquirir una llave encriptada de hardware de las que Google vende (de momento solo en Francia), o alguna otra compatible FIDO que tenemos que insertar en el USB del ordenador o, en el caso de un dispositivo móvil, a través de su conectividad NFC. Esta última opción nos obliga a llevar en el bolsillo un token añadido además del smartphone por lo que puede ser algo más engorroso y solo apto para un uso profesional.

Pero lo importante es que cerréis cuanto antes las puertas de vuestra cuenta de Google a un ataque de phising o cualquier cosa parecida: la verificación de dos pasos es un blindaje más que efectivo. 

Normas