El blindado británico Ajax impulsa un 21% el beneficio de Santa Bárbara

El fabricante de armas registra en 2018 un resultado neto de 20 millones

Vehículos militares de General Dynamics, matriz estadounidense de Santa Bárbara.
Vehículos militares de General Dynamics, matriz estadounidense de Santa Bárbara.

El fabricante español de armamento Santa Bárbara Sistemas obtuvo en 2018 unas ganancias netas de 20,37 millones de euros, lo que representó un crecimiento del 21% frente a los 16,8 millones de 2017. Detrás de este incremento se encuentra el pedido de 400 barcazas que la empresa prepara para los blindados Ajax del Ejército británico, su principal cliente.

El resultado antes de impuestos ascendió a 22,58 millones, un 18% más que los 19,07 millones registrados el ejercicio anterior, según las cuentas recién depositadas por la empresa en el registro mercantil.

La facturación de la empresa, filial de la estadounidense General Dynamics, aumentó en el ejercicio un 7%, desde los 287,8 millones hasta los 308,9 millones. De este total, el 90% (276,5 millones) correspondió a exportaciones y el 10% restante (32,4 millones) a ventas en el mercado nacional.

El mercado exterior más grande de la empresa es Reino Unido, que supone el 95% de sus exportaciones, con 262,9 millones de euros. Le siguen Italia (7,9 millones), Canadá (1,7 millones), Bélgica (981.000 euros), Tailandia (974.000), Suiza (893.000) y Alemania (750.000).

Santa Bárbara Sistemas, que cuenta con un centro de I+D en Madrid y tres fábricas en Trubia (Oviedo), Granada y Sevilla, cerró el ejercicio con una cartera de pedidos valorada en 1.239 millones. Entre todos sus centros, la compañía dio empleo el año pasado a 820 personas, 70 más que las 750 de 2017.

La cifra

95% de sus exportaciones va a Reino Unido. La British Army es el principal cliente de la empresa en el extranjero. En 2018 le reportó ingresos por 263 millones de euros.

Los productos estrella de Santa Bárbara Sistemas son los vehículos blindados Ajax, que fabrica para la British Army, y Pizarro y 8x8 VCR Dragón, para el Ejército de Tierra español. El año pasado, el Ministerio de Defensa aprobó mejoras en el diseño de estos dos últimos modelos. Los prototipos serán validados por el Ejército a lo largo de la segunda mitad de este año.

En el informe de gestión que acompaña a los resultados, la empresa reconoce el incumplimiento del plazo máximo de pago a proveedores, apalabrado con estos en 60 días, dentro del límite legal. La media en 2018 se situó en 77 días, por lo que ha implementado un “plan de eficiencia administrativa”.

Normas
Entra en El País para participar