Tecnología

El Gobierno negociará en exclusiva con Indra un contrato de defensa de 67,6 millones

El procedimiento de adjudicación será negociado sin publicidad con solicitud de oferta a la firma española

Sede de Indra en Madrid.
Sede de Indra en Madrid.

El Gobierno español negociará en exclusiva con Indra un contrato de defensa por un valor estimado de 67,5 millones de euros. Así consta en una comunicación remitida este viernes por el Ejecutivo en el que informa que el Consejo de Ministros ha autorizado la celebración de un acuerdo marco para desarrollar el apoyo logístico al sistema de defensa aérea nacional y sistemas asociados.

En el mismo documento se especifica que la tramitación del expediente es ordinaria y que el procedimiento de adjudicación “será negociado sin publicidad, con solicitud de oferta a la empresa Indra-Emac S.A”. El órgano de contratación competente es la Dirección de Adquisiciones del Mando de Apoyo Logístico del Ejército del Aire, según detalla la misma nota.

El argumento que sostiene el Gobierno para no abrir un concurso público en el que puedan concurrir otras compañías es que la empresa selecciona [Indra] “es la única que cuenta con los medios y experiencia necesarios para poder asegurar la realización de las prestaciones requeridas” para el mantenimiento del sistema de defensa aérea nacional, “crítico para la protección de los intereses esenciales del Estado, y así proporcionar el apoyo logístico integral necesario”.

El contrato que negociará el Gobierno con la tecnológica española, presidida por Fernando Abril-Martorell, tiene como objeto reforzar el apoyo logístico al sistema de defensa aérea nacional y sistemas asociados “que no pueden ser atendidos con recursos propios del Ejército del Aire”, según detalla la comunicación.

Se incluyen, entre otros, los sistemas de mando y control, radares de mando y control, sistema de defensa aérea de corto alcance, sistemas de mención de tiro y redes de comunicaciones. El acuerdo presenta un plazo de ejecución de 24 meses desde la fecha de la firma y es susceptible de prórroga por 24 meses más.

La noticia sobre este nuevo contrato llega mientras la tecnológica española negocia con Rolls-Royce la compra de una participación mayoritaria en ITP, uno de los líderes mundiales en el sector aeroespacial y de defensa. Una operación que podría cerrarse este mismo mes.

Normas