Alibaba aprovecha el viento de cola de los estímulos de Pekín

Los recortes fiscales le ayudarán a mantener el impulso pese a la desaceleración

Logo de Alibaba en su sede, en Hangzhou (China).
Logo de Alibaba en su sede, en Hangzhou (China).

Alibaba está recibiendo un impulso de Pekín. Sus resultados trimestrales, mejores de lo esperado, muestran que los consumidores chinos siguen gastando pese a la desaceleración y la guerra comercial. Los recortes fiscales le ayudarán a mantener el impulso.

Los ingresos de abril-junio se dispararon un 42% respecto a 2018, hasta 15.000 millones de euros, gracias a la división de comercio local, que cobra publicidad y comisiones a los comerciantes, además de vender directamente productos en los supermercados de la firma. En parte gracias a un festival de compras de una semana de duración celebrado en junio que atrajo a legiones de cazagangas, el crecimiento del valor de las transacciones en el sitio de compras de Alibaba superó el 34% interanual. Sus inversiones en funciones como recomendaciones personalizadas también están dando sus frutos.

Jack Ma también tiene que agradecérselo a un improbable apoyo. En abril, Pekín puso en vigor nuevas medidas fiscales para apuntalar el sector privado tras reducir su objetivo de crecimiento anual. El paquete incluye principalmente recortes del IVA para los fabricantes, entre otros, y bajadas de las cotizaciones sociales. Según estimaciones oficiales, ascienden a 260.000 millones de euros en ahorro, el 2% del PIB.

Alibaba se beneficia de dos maneras. La reducción de la carga fiscal para las pymes significa que tendrán más para gastar en comercialización o tecnología. En el último trimestre, la publicidad y la computación en la nube sumaron el 44% de las ventas de Alibaba. La nube es una de las empresas de más rápido crecimiento y más prometedoras de la firma.

En segundo lugar, si los ahorros fiscales se trasladan a los consumidores, la bajada de los precios debería atraer a más compradores a los puntos de venta físicos y online de Alibaba.

A principios de semana, su rival JD dijo que las reformas del IVA y otras medidas puntuales agregaron aproximadamente un cuarto, 230 millones de euros, a sus ganancias ajustadas del semestre, subrayando el viento a favor de Pekín. Alibaba, empero, es el más grande y el que más se beneficia.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas