Las empresas españolas más vulnerables a Argentina sufren por los resultados

Los bonos de Codere viven su peor sesión desde su reestructuración en 2016 y las acciones de Prosegur caen más de un 9%

Exterior de una casa de apuestas Codere.
Exterior de una casa de apuestas Codere. Pablo Monge

Argentina ya tiene un notable efecto en las empresas españolas desde hace un año. La crisis económica ha provocado que Argentina se trate, a efectos contables, como una economía sujeta a hiperinflación. Eso obliga a las empresas a computar de una forma específica los resultados allí obtenidos, según una norma llamada IAS 29. En los nueve primeros meses de 2018, 30 cotizadas españolas registraron en sus cuentas pérdidas contables extraordinarias por 800 millones a causa de Argentina.

Una factura que se ha visto ampliada este 2019: Telefónica ha recogido en el primer semestre pérdidas por 161 millones, BBVA por 94 y Santander por 74, según los datos remitidos a la CNMV por estas tres cotizadas. Estas pérdidas, 329 millones, se suman a las registradas el año pasado.

Durante la sesión del lunes, los efectos del terremoto que ha vivido el mercado argentino se han dejado sentir en España. La casa de apuestas Codere y la firma de seguridad Prosegur han sido las cotizadas más perjudicadas por el seísmo.

En el caso de Codere, un 38% de su ebitda en el primer trimestre tuvo su origen en Argentina, lo que convirtió al país latinoamericano en su principal mercado. Las acciones de la firma de juego retrocedieron un 6,61% y la deuda de la empresa vivió su peor jornada desde su reestructuración de 2016. Los inversores se lanzaron a vender los bonos de Codere con vencimiento en noviembre de 2021, una emisión de un valor nominal de 500 millones de euros. El precio de cada participación ha caído desde el 106% del nominal al 95% y la rentabilidad ofrecida por título se ha disparado desde el 5,6% de la víspera hasta el 8,84%.

Por su parte, las acciones de Prosegur y su filial Prosegur Cash se han desplomado en el mercado español un 11,55% y el 12,51% respectivamente. La compañía sufrió un impacto de 6,57 millones de euros por la inflación del peso en el primer semestre de 2019.

Más allá de estas dos empresas, otras grandes compañías han sentido los efectos del resultado electoral. Las acciones de BBVA han cedido un 3,61%, un castigo mayor que el de otras entidades debido a la exposición que tiene el banco por su filial en el país, el BBVA Francés. El Santander, banco también expuesto a la situación del país latinoamericano, ha retrocedido un 1,77%.

Telefónica, cotizada que cuenta con presencia en Argentina a través de su filial Hispam Sur, ha restado un 1,43% a su valor en el ibex. El resto de empresas españolas con exposición al país latinoamericano también han terminado firmando una mala sesión, pero ha habido una excepción: la protagonizada por el grupo de supermecados Dia. NH Hoteles y Gestamp cayeron un 3,95% y el 2,48% cuando Duro Felguera y Applus bajaron el 1,99% y el 1,55% cada uno. Las acciones de Prisa, Mapfre y Naturgy se han visto afectadas en menor medida y restaron un 0,76%, un 0,54% y el 0,21% respectivamente.

Por contra, el grupo Dia ha conseguido terminar la jornada en positivo. Sus títulos han acabado con un alza del 0,10% a pesar de que a finales de marzo de 2019 la cadena de supermercados contaba con 950 tiendas en Argentina. Tras la aplicación de la normativa IAS 29, el ebitda del grupo en Argentina se redujo en 8,7 millones de euros durante el primer trimestre del 2019, quedando en ese mismo periodo en los -5,9 millones de euros. 

Normas