Thomas Cook se desploma un 18% ante el anuncio de un segundo rescate

La compañía negocia con los acreedores una inyección de liquidez de 162 millones

Thomas Cook bolsa
Mostrador de Thomas Cook en el aeropuerto de Gatwick (Londres)

Las acciones del turoperador británico Thomas Cook han arrancado la sesión del lunes en la bolsa de Londres con un desplome del 20% hasta los 7,28 peniques, aunque finalmente han cerrado la sesión con una caída del 18,26%, de forma que los títulos se han quedado en los 7,87 peniques. La razón de esta pérdida se encuentra en la noticia adelantada por Financial Times y confirmada esta mañana por la compañía de que se encuentra en negociaciones avanzadas con sus acreedores para una inyección de liquidez adicional de 162 millones de euros. “Ese dinero aportará un incremento de liquidez para la próxima temporada de invierno y asegurara que el negocio puede seguir invirtiendo en su estrategia”, aseguraron fuentes de la compañía.

Esta inyección de liquidez se uniría al rescate que está negociando desde el pasado mes de julio con el conglomerado chino Fosun, el primer accionista de la compañía con un 17% del capital, que aportaría 810 millones de euros. Ese plan de recapitalización conllevaría una profunda de reestructuración del negocio de turoperación y de la aerolínea y provocaría que Fosun obtendría el control mayoritario del turoperador. “Los actuales accionistas verían cómo su participación se vería significativamente diluida”, apuntaron las mismas fuentes, que recalcaron que la recapitalización se pondrá en marcha a principios de octubre.

La crisis de Thomas Cook arrancó el 18 de mayo de 2018, con la acción de la compañía en torno a 1,47 libras. Catorce meses después, los títulos de Thomas Cook cotizan en el entorno de los 8 peniques, lo que supone que han perdido un 94% de su valor en ese período. El Brexit y la posterior depreciación de la libra esterlina han reducido drásticamente el poder adquisitivo de los turistas británicos, su principal mercado, a lo que se ha unido el elevado coste de una flota aérea envejecida y la caída de ingresos por el trasvase de viajeros de España a otros destinos más baratos como Turquía, Túnez o Egipto. Los precios y los márgenes que cobra en esos destinos son muy inferiores a los de España.

Todo ello ha llevado a que algunos analistas, como Citigroup, hayan puesto en solfa la viabilidad del grupo. Los últimos resultados presentados ahondaban en ese deterioro. En el primer semestre fiscal (octubre-marzo) la firma multiplicó por seis sus pérdidas hasta los 1.880 millones de euros.

Accionistas y acreedores

  • Negocio. El conglomerado chino Fosun, que ostenta el 17% del capital del touroperador británico, también es propietario de Med Club. Lanzó junto al turoperador británico Thomas Cook China, una sociedad conjunta para el negocio turístico en el mercado chino.
  • Deuda. Los analistas de Citi consideran que los negocios de Thomas Cook podrían valer alrededor de 1.110 millones de euros, 270 millones menos que las obligaciones netas que la compañía tiene con sus acreedores. El plan deslizado por el consejero delegado Peter Fankhauser de vender aviones y slots de despegue y aterrizaje para reducir la deuda se ha visto frustrado por la sobrecapacidad de los cielos europeos.
Normas