El TJUE archiva la multa contra España por retraso de la reforma hipotecaria

La Corte de Luxemburgo da por cerrado el procedimiento sancionador después de que Bruselas retirara su demanda y permite al país esquivar una multa de 80 millones

Sede del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE), en Luxemburgo.
Sede del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE), en Luxemburgo.

España ha esquivado definitivamente la multa comunitaria que pendía sobre el país por su retraso de más de tres años en trasponer la directiva europea de protección de los clientes hipotecarios. El Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) anunció este martes que archiva el procedimiento sancionador al país después de que la Comisión Europea retirara su demanda contra España.

El anuncio supone un importante alivio para las arcas públicas pues el país se jugaba una multa de unos 80 millones de euros, a razón 106.000 euros por cada día de retraso en adaptar una directiva comunitaria que debía haber quedado traspuesta no más tarde del 21 de marzo de 2016, cuando los Estados comunitarios ya habían tenido dos años para hacerlo. La norma no ha sido adaptada hasta este año.

Inicialmente, Bruselas se mostró comprensiva con el retraso en la adopción de la regulación comunitaria habida cuenta que España se situaba en una situación de bloqueo político tras las elecciones generales de diciembre de 2015, que acabaron dando paso a un adelanto electoral en junio de 2016. Ante la falta de avances, sin embargo, la Comisión Europea terminó llevando el caso ante la Corte de Luxemburgo un año después.

La reforma hipotecaria aprobada el pasado mes de marzo y en vigor desde mediados de junio dio finalmente cumplimiento a la trasposición de la norma europea además de incorporar nuevas medidas de protección del cliente bancario a raíz del aluvión de sentencias judiciales contra las entidades financieras que se han ido produciendo en los últimos años en materia de cláusulas suelo o condiciones de desahucio, por ejemplo.

Desde la aprobación de la nueva ley de crédito, evitar la multa comunitaria se había convertido en una de las prioridades de la ministra de Economía, hoy en funciones, Nadia Calviño. Sus gestiones para evitar que España sea castigada por tardar años en dar a sus consumidores hipotecarios la misma protección de la que ya gozaban el resto de ciudadanos europeos han tenido éxito evitando una multa prácticamente segura. De hecho, el abogado general del TJUE ya se había mostrado partidario de imponer una sanción con efectos retroactivos.

Normas