Crónica bursátil

La banca hace mella en la Bolsa: el Ibex cae un 0,7%

Los descensos del viernes no impiden al selectivo subir un 0,6% en las últimas cinco sesiones

Sala principal de la Bolsa de Madrid. EFEZipiArchivo
Sala principal de la Bolsa de Madrid. EFE/Zipi/Archivo EFE

Resultados empresariales, referencias macroeconómicas, bancos centrales e inestabilidad política son los múltiples frentes con los que tuvieron que lidiar los inversores en las últimas cinco sesiones. Por si esto no fuera suficiente, el viernes las caídas del sector financiero tras la debilidad que arrojan las cifras del primer semestre pesaron y mucho en el Ibex 35, que concluyó la sesión con una caída del 0,69%. Este descenso le llevó a ser el índice europeo con peor desempeño de la jornada, pero no fueron suficientes para borrar las ganancias en la semana, que alcanzan el 0,6%. Eso sí, la Bolsa española se aleja poco a poco de los 9.300 puntos que recuperó el miércoles.

IBEX 35 9.052,00 -0,94%
EUR x USD 1,1005 0,064%
Petroleo Brent 69,020 0,000%

Las esperanzas depositadas en la reunión de política monetaria del BCE cayeron el jueves en saco roto y los bandazos que sufrió la Bolsa ese día dieron paso al viernes a las pérdidas. Mario Draghi reiteró que la institución está preparada para aplicar nuevos estímulos, pero decidió posponerlos para septiembre. El banquero italiano afirmó que habían discutido desde la rebaja de los tipos de interés hasta la posibilidad de retomar el programa de compra de deuda para relanzar la inflación y sostener el crecimiento en la zona euro. Pero la inacción final (no se adoptó ninguna medida) sumado a unas previsiones económicas más débiles para el segundo semestre acabaron con todo signo de esperanza.

El sector bancario, que durante la comparecencia de Draghi pasó de la alegría al llanto, sufrió el viernes un nuevo revés al calor de los resultados de CaixaBank (-6,66%) y Sabadell (-6,59%). Estos descensos llevaron a los dos bancos (en la semana bajan un 5,8% y un 6%, respectivamente), en compañía de Bankia (-7%) y Mapfre (-4,94%) a liderar las caídas del selectivo en los últimos cinco días.

En el lado opuesto se situaron Repsol (9,62%), Cellnex (7,25%) y CIE Atomotive (4,77%). Las tres cotizadas presentaron sus cuentas semestrales a lo largo de la semana y los inversores y firmas de análisis las recibieron con los brazos abiertos.

Junto al Ibex 35, el Mib italiano fue el otro índice que cerró el viernes en negativo (-0,3%). No obstante, en el cómputo semanal las subidas de la Bolsa italiana (0,91%) superan a los de la española. El Dax lideró los ascensos en la semana con un alza del 1,3%, seguido del Euro Stoxx (1,27%), el Cac francés (1%) y el FTSE británico (0,54%).

Conocida la decisión del BCE, el miércoles otro banco central, en este caso la Reserva Federal, acaparará la atención de los inversores. Los analistas no terminan de poner de acuerdo en si habrá o no bajada de los tipos. Lo que parece probable es que el recorte de 50 puntos básicos con el que especulaban algunos se aleja progresivamente. Más aun después del dato de PIB del segundo semestre publicado el viernes que constata que la economía de EE UU creció un 2,1%, tres décimas más de lo previsto por los analistas, pero claramente por debajo del 3,1% registrado en el primer trimestre.

“El consumo personal y el gasto empresarial han continuado aumentando a un ritmo aceptable y otros datos más actuales, como las ventas de comercios, sugieren que ese patrón continuará durante este trimestre. El mercado puede seguir prosperando en cualquier nivel de expansión económica y esperaría que esta expansión récord continuase durante un tiempo”, afirma Aaron Anderson, vicepresidente senior de análisis de Fisher Investments. Más pesimista se muestra Ron Temple, gestor de renta variable estadounidense de Lazard Asset Management, que defiende que si bien el consumo en EE UU sigue gozando de buena salud, el recorte de las tasas parece inminente aunque ni siquiera la rebaja de tipos van a resolver las incertidumbres políticas y comerciales. Wall Street aguarda con esperanzas la intervención de Jerome Powell y a media sesión el S&P 500 (0,6%) y el Nasdaq (1%) revalidan sus récords.

Volatilidad en el mercado de deuda

El mercado de renta fija ha dejado de ser un activo estable y, siguiendo la tendencia de los últimos meses, esta semana se movió al son de los bancos centrales. A lo largo de la rueda de prensa del BCE los rendimientos de la deuda en la zona euro se aproximaron a sus mínimos históricos, pero finalmente, la falta de nuevos estímulos llevó a los inversores a moderar la compra de bonos.

El viernes la rentabilidad de la deuda española concluyó en el 0,37%. La falta de Gobierno en España y las desavenencias entre los diferentes partidos no es visto a día de hoy como un problema. Ni siquiera cuando la posibilidad de que se celebren unas nuevas elecciones en noviembre, las cuartas en cuatro años, cobra fuerza. La prima de riesgo, por su parte, cerró los 75 puntos básicos, cuatro más que el viernes 19 de julio.

Los rendimientos de la deuda alemana a 10 años avanzan poco a poco hacia el nivel de la facilidad depósito. El viernes el bund concluyó en el -0,37%. La rentabilidad de la deuda italiana, que a lo largo de la semana bajó del 1,5%, finalizó en el 1.56% mientras la francesa se sitúa en el -0,12%.

Normas